Charlotte.- En un encuentro realizado en la Iglesia Pentecostal Shalom Adonai, de Sharon Amity, oficiales del Departamento de Policía de Charlotte Mecklenburg (CMPD), hablaron con miembros de la comunidad y ministros del Consejo Pastoral Hispano de Charlotte, sobre el impacto de la ley HB 318 para los inmigrantes de Charlotte.

El mayor Diego Anselmo explicó que los oficiales del CMPD no cumplen funciones de agentes de inmigración.

“Al jefe Kerr Putney lo que le interesa es la seguridad de la comunidad y el acercamiento con la comunidad latina”, dijo Anselmo.

El mayor contó que hizo parte del Grupo de Integración de los Inmigrantes de Charlotte (IITF), que recomendó crear identificaciones municipales para los inmigrantes y otros grupos.

Anselmo dijo que esa opción, de la cual habían hablado funcionarios de alto nivel de Charlotte, quedó sin piso, al ser aprobada la ley HB 318 en el estado.

La nueva legislación le da a los policías el libre albedrío de reconocer las identificaciones que ellos determinen como válidas.

El funcionario policial hispano de más alto rango del CMPD, recomendó que los inmigrantes que carecen de estatus migratorio porten el pasaporte y los papeles indicados en la ley para confirmar la dirección.

La HB 318 incluyó como  pruebas de residencia física que contenga el nombre del portador y su dirección, los siguientes documentos: un comprobante pago de salario, una factura de servicio público, un contrato de arrendamiento, un recibo de pago de impuestos de propiedad, un estado de cuenta de una institución financiera.

También mencionó que una identificación de una institución comunitaria podría ser reconocida por los oficiales policiales.

Por su parte, el detective Daniel Hernández, aseveró que no todos los 1,800 oficiales que tiene el CMPD, “son buenos”.

“Hay algunos racistas”, anotó Hernández, manifestando que los integrantes de la comunidad deben quejarse cuando se presenta una situación de posible abuso, por parte de algún policía.

Igualmente, dijo que los latinos deben estar preparados para responder a las preguntas que les hacen los agentes policiales cuando se presenta un contacto. Según Hernández es indispensable que sepan contestar sin dudas el nombre, la dirección, y la fecha de nacimiento.

El mayor Anselmo reveló que instruirán sobre el impacto de la HB 318 a los demás policías mediante videos y charlas en las instrucciones de los turnos.

Sin embargo, Rob Tufano, portavoz del CMPD, dijo al diario The Charlotte Observer que el departamento no sabía sobre el impacto de la HB 318.