Charlotte. – Los conductores que residen en la ciudad y circulan en vehículos con placas de otros estados, ahora están en la mira de algunas autoridades locales como el comisionado republicano Jim Pendergraph.

Pendergraph, conocido por su postura antiinmigrante, dijo que es un problema muy grande y una manera de algunos conductores de no cumplir con la ley y evadir impuestos.

“Si usted va a vivir aquí y va a tomar ventaja de nuestros servicios, escuelas y todo lo que proveemos, entonces usted tendrá que pagar lo justo por eso”, manifestó Pendergraph.

El asunto recientemente fue discutido por autoridades del condado, y ganó notoriedad luego que habitantes del sector Third Ward en el centro de Charlotte se quejaran de vecinos que no pagan impuestos por tener vehículos con placas de otros estados.

Desde julio cuando las quejas llegaron a oídos de los comisionados, el tema se ha limitado a la evasión de impuestos de los conductores, y se han propuesto soluciones desde una campaña de servicio público hasta tácticas más agresivas.

Al respecto, Pendergraph dijo que esta viendo la manera de que la División de Vehículos Motorizados (DMV) comparta información de “los conductores que tienen licencia de conducir en el estado y compararla con otros datos para ver quienes no han registrado su automotor”.

La ley estatal exige a los nuevos residentes, registrar sus vehículos y obtener la licencia de conducir del estado en un plazo de 30 días y están sujetos al pago de impuestos locales y estatales.

Según el DMV, en el estado no hay penalidades para un conductor que no ha registrado su vehículo, pero las jurisdicciones pueden imponer multas y citaciones.

Una persona puede ser citada por esta razón si es descubierta al ser parada por otra razón, pero para Pendergraph y otros, esto no soluciona sino una fracción del problema.