Credit: Manolo's Bakery

Charlotte. – La panadería Manolo’s Bakery cumple el 3 de abril su aniversario de plata, cuenta el propietario del emblemático negocio ubicado en la Central Avenue, en pleno corazón de la comunidad hispana de la Ciudad Reina.

El empresario Manolo Betancur se sentó a tomar un pan con café y recordar con Qué Pasa-Mi Gente el cuarto de siglo de historia de la famosa panadería en el este de Charlotte.

Los inicios

La familia Martínez-Carrillo, conformada por la pareja de Aquiles y Margarita abrió la panadería Las Delicias en la primavera de 1997.

Inicialmente en el negocio, además de pan se ofrecían otros productos para solventar las necesidades de la creciente comunidad latina. Se vendían elementos esenciales de aseo personal, comestibles y se hacían trámites simples de ayuda para el público hispanohablante.

Manolo’s Bakery

El negocio  se expandió y abrió tiendas en Sharon Lakes, South Boulevard y Plaza Fiesta.

La recesión de 2008 obligó el cierre de las sucursales, y posteriormente se realizó la adquisición del negocio por parte de Betancur y su exesposa Zhenia.

Las nuevas Delicias

La nueva administración liderada por Betancur hizo una serie de cambios en el mercadeo de Las Delicias.

Además de los fieles compradores mexicanos, la clientela se amplió a consumidores centroamericanos y sudamericanos.

“Era un cambio de foco que se requería”, recuerda Betancur, quien encargó proyectos pictóricos a la artista mexicana Rosalía Torres-Weiner.

Manolo’s

El pan comenzó a distribuirse en las montañas de Carolina del Norte y el suroeste de Virginia.

Betancur realizó campañas filantrópicas en favor de la comunidad latina inmigrante.

El logotipo cambió de una identificación nacional a uno de colores fundamentales con el nombre claro de la empresa.

El empresario consolidó la oferta de la Rosca de Reyes en un evento anual internacional.

Después, Betancur asumió el control de la panadería y decidió el cambio de nombre a Manolo’s, que entró en otra etapa de desarrollo.

Manolo’s Bakery

Los antecedentes

Antes de ingresar al mundo de la repostería, Betancur hizo vida en Colombia, su país de origen y en otros estados del país.

Estudió construcción, ingeniería y administración de recursos humanos, en la Escuela Naval Almirante Padilla en Cartagena, Colombia.

En su tiempo vinculado a la Armada colombiana, Betancur recorrió los mares y los puertos del mundo.

El empresario logró un título en lenguas modernas del Colegio Universitario Kings, de Bristol, en el estado de Tennesse.

Betancur estuvo vinculado a la agencia de servicio comunitario Americorps y participó en el programa de liderazgo de la Cámara Latinoamericana de Comercio de Charlotte.

Manolo’s Bakery

El Empresario

El hombre, nacido en la población antioqueña de Carmen de Viboral, siempre ha tenido la inclinación “paisa” por los negocios.

Al llegar a Charlotte, se dedicó en las noches a llevar a empresarios que consumían alcohol en reputados establecimientos de la ciudad y deseaban evitar problemas con la ley.

Antes de Manolo’s, se encargó de Mama’s Coffee House en Pineville, un negocio que hizo historia cultural, pero que en últimas no prosperó.

Sin embargo, paralelo a Manolo’s, Betancur lanzó una línea de ropa con el lema “Hecho en América por manos inmigrantes”, adquirió la heladería Artisen en Matthews y recientemente lanzó Golden-Set, un café-barra que ofrece emparedados, pan, café, helados en las instalaciones Club de tenis y natación Blakeney  en el sur de Charlotte, adyacente a Ballantyne.

Reconocimientos

Recientemente, cerca del Aniversario de Plata, Betancur estuvo en una obra de teatro y ha sido atacado por una avalancha de premios, entre los cuales está el de ser el Héroe del Pan de Estados Unidos en 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.