Charlotte.- Si el alcalde Anthony Foxx es confirmado como Secretario de Transporte federal por el Senado, se convertirá en el miembro más joven del gabinete de la administración del presidente Barack Obama.

Nació el 30 de abril de 1971, y el anuncio de su nombramiento se hizo el día que cumplió 42 años.

No obstante, aun siendo una estrella ascendente entre los políticos afroamericanos del país, no han faltado críticas por parte de los entendidos en Washington, por su supuesta corta experiencia.

Lo cierto es que su retiro de la alcaldía deja un vacío difícil de llenar, en este año electoral en el ámbito local.

Hace dos años Foxx arrasó en los comicios e impulsó la elección de una mayoría absoluta demócrata en el concejo municipal, más comprensiva con la comunidad inmigrante.

No obstante, algunos de los propulsados de su propio partido, no lo respaldaron en iniciativas que beneficiarían a la comunidad hispana, como la construcción del tranvía para comunicar al Este y Oeste de Charlotte, pasando por el centro.

El abanico demócrata, para las primarias de septiembre y las definitivas de noviembre, se ha abierto con los nombres de los concejales afroamericanos Patrick Cannon, y David Howard, el senador estatal Dan Clodfelter y la representante a la Cámara estatal, Becky Carney.

Ninguno de ellos tiene el arrastre que asegure que la alcaldía de Charlotte no regrese a manos republicanas tras los dos periodos de Foxx.

Es por eso que los latinos preguntan si la excomisonada del condado de Mecklenburg, y excandidata demócrata al Congreso, Jennifer Roberts, se lanzaría al cargo.

Del lado republicano se anticipa la candidatura de Edwin Peacock, quien demostró ser un conciliador durante su desempeño como concejal. Es carismático y dispone de recursos para competir.

Otro del que se ha hablado es del excandidato a la alcaldía, Scott Stone, a quien Foxx derrotó en 2011 con dos terceras partes de los votos.

La postulación del congresista Mel Watt, actual representante a la Cámara por el Distrito 12 de Carolina del Norte, también abre paso a una disputa por el cargo que quedará vacante. El Distrito 12 se extiende desde Charlotte hasta Winston-Salem, lo que da lugar a que los aspirantes provengan de diversos puntos del estado.

Se han mencionado los nombres de los políticos Alma Adams de Greensboro, Melvin Alston del condado de Guilford, Marcus Brandon de High Point, Ed Hanes de Winston-Salem y los charlotenses Malcolm Graham y Rodney Moore.

Watt lleva 21 años en el Congreso y es uno de los representantes de mayor rango en el Capitolio.

El nombramiento de Watt y el ascenso de Foxx al nivel federal y indiscutiblemente son de gran importancia para Charlotte y para Carolina del Norte.

La ciudad tendrá dos funcionaros de primer nivel en el ámbito nacional.

Lo que está por verse, es si impulsarán las obras de transporte y vivienda que Charlotte necesita urgentemente, como la ampliación del tren ligero para Foxx y mejorar las viviendas de los sectores más deprimidas de la ciudad.