Monroe.- Cada año, un promedio de 39 niños mueren en Estados Unidos debido a la exposición al calor dentro de un vehículo. En Carolina del Norte en 2020, 24 menores perdieron la vida por dicha causa. En el 2019 fueron 54.

Por eso, el Departamento de Bomberos de Monroe en el condado Union recordó a la comunidad del peligro que representa dejar a un niño dentro de un vehículo aún cuando al exterior no haga mucho calor.

Para demostrarlo, el 28 de abril cuando el termómetro marcaba 81.2 grados F, estacionaron su camioneta a las afueras de un restaurante de comida rápida y mostraron en un panel la temperatura dentro del coche: 124 F.

“Puede que no haga mucho calor afuera, pero nuestros vehículos se calientan rápidamente”, señaló el Departamento de Bomberos.

Desde 1998, un total de 883 niños han muerto de insolación vehicular pediátrica (PVH), es decir por un golpe de calor.

«Los padres y otros cuidadores deben ser informados de que un vehículo no es una niñera o un área de juegos … pero puede convertirse fácilmente en una tragedia», señala Safe Kids.

Cómo ocurre
El golpe de calor se define clínicamente como cuando la temperatura de una persona supera los 104 grados F y su mecanismo termorregulador se ve abrumado.

Los síntomas incluyen: mareos, desorientación, agitación, confusión, lentitud, convulsiones, piel seca y caliente enrojecida pero no sudada, pérdida del conocimiento, palpitaciones, alucinaciones.

Cuando se alcanza una temperatura corporal central de 107 grados F o más, las células se dañan y los órganos internos comienzan a cerrarse. Esta cascada de eventos puede conducir rápidamente a la muerte.

Los sistemas termorreguladores de los niños no son tan eficientes como los de un adulto y su temperatura corporal se calienta a un ritmo de 3 a 5 veces más rápido.

Dentro del auto
La atmósfera y las ventanas de un automóvil son relativamente «transparentes» a la radiación de onda corta del sol y se calientan poco.

Sin embargo, esta energía de onda corta calienta los objetos que golpea. Por ejemplo, la temperatura de un tablero, volante o asiento oscuro a menudo está en el rango de 180 a más de 200 grados F.

Estos objetos (por ejemplo, tablero, volante, asiento para niños) calientan el aire y también emiten radiación de onda larga la cual es muy eficiente para calentar el aire atrapado dentro de un vehículo.

Recomendaciones
• Nunca deje a un niño desatendido en un vehículo, ni por un minuto.
• Si ve a un niño solo en un vehículo llame al 911
• Asegúrese de que todos los ocupantes abandonen el vehículo al descargar. No pase por alto a los bebés que duermen.
• Siempre cierre con llave su automóvil y asegúrese de que los niños no tengan acceso a llaves o dispositivos de entrada a control remoto. Enseñe a los niños que los vehículos nunca deben usarse como área de juego.
• Si falta un niño revise primero la piscina y luego el coche, incluyendo el maletero.
• Mantenga un animal de peluche en el asiento del coche y cuando ponga al niño en el asiento, coloque al animal en la parte delantera con el conductor. O coloque su bolso, maletín o teléfono celular en el asiento trasero como recordatorio de que tiene a su hijo en el automóvil.
• Haga una rutina de «mirar antes de salir» cada vez que salga del automóvil.
• Tenga un plan para que su proveedor de cuidado infantil lo llame si su hijo no se presenta a la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *