Charlotte.- Una de las cosas que más comunménte vemos hacer a personas de nuestra comunidad es que les gusta salir durante los fines de semana a pasar un buen rato en algún bar local.
Una vez allí, la mayoría de las veces utilizan dinero en efectivo para pagar. Pero cuando estas personas sacan el dinero, puede haber muchos ojos mirándoles sin que ellos se den cuenta de que los miran.

Luego, a la hora en que esta persona decide ir a casa, puede ser seguida por algún delincuente, quien tan pronto como la víctima llega a su destino, suele abordarla haciéndole preguntas al azar hasta que finalmente saca un arma para asaltarla.

La mayoría de las veces, el incidente ocurre tan rápida e inesperadamente, que la víctima no tiene tiempo ni siquiera para echarle un buen vistazo al sospechoso, con el fin de hacer después una buena descripción.
Una buena cosa que se puede hacer es llevar solo una pequeña cantidad de dinero con usted cuando sale.

Además, mire a su alrededor cuando usted sale del lugar donde ha estado de fiesta, y trate de no salir solo. Traiga a un amigo con usted si es posible.

Después al llegar a casa, siempre mire a su alrededor, y si usted ve alguna actividad sospechosa o a algún individuo desconocido parado cerca del lugar, no se pare, mejor siga manejando y llame al 911.
Una buena parte de las veces usted conoce a sus vecinos y a las personas que viven en los alrededores, así que si usted ve a alguien extraño o tratando de ocultarse eso no es una buena cosa.

Hemos visto en muchos casos que la víctima ha visto al sospechoso antes de que la ataque, y sin embargo no le ha prestado atención a este hecho, y termina siendo víctima de un robo o crimen serio.

Otra cosa a tener en cuenta es que nunca trates de ser un héroe, lo mejor que puedes hacer en estos casos es observar bien para  conseguir una buena descripción del sospechoso, y dejar que la policía se encargue de manejar la situación.

Ninguna cantidad de dinero vale lo que vale tu propia vida.

Oficial del CMPD René Quiles rquiles@cmpd.org