Charlotte.- Cuando a la mexicana María de Lourdes Hernández, madre de dos niñas de 13 y 14 años respectivamente, un juez de inmigración le dijo que tenía que abandonar el país, después de un corto proceso durante el cual, según dice, se sintió “engañada por el abogado”, pensó que era la hora de buscar apoyo y consejo en otro sitio.

Fue entonces cuando decidió acercarse a Familias Unidas, una agrupación independiente patrocinada por la Coalición Latinoamericana y Action North Carolina, que lucha por evitar la deportación de inmigrantes indocumentados, especialmente padres de familia.

“Vengo aquí a buscar apoyo y consejos acerca de lo que puedo hacer, porque no quiero dejar solas a mis hijas y tampoco quiero que las deporten”, expresó Hernández, durante una de las reuniones de la activa agrupación, la cual ya cuenta como uno de sus éxitos la cancelación de la orden de deportación contra Isaide Serrano, a quien un juez dio la posibilidad de solicitar la residencia permanente la pasada semana en la corte de Charlotte.

“Aquí todos son bienvenidos, pero no queremos que las personas se acuerden de nosotros solo cuando tengan problemas, y necesiten algún tipo de ayuda. Queremos que también vengan a apoyarnos y apoyar nuestras actividades”, dice el mexicano Rausel Arista, de 34 años, uno de los miembros veteranos de la aún joven organización.

De acuerdo con Guillermo Ayala, otro de los activistas, Familias Unidas se fundó alrededor del mes de junio de este año, al calor de la batalla legal en favor del inmigrante mexicano Gabino Sánchez, que logró repercusión nacional al ganar el apoyo del congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez.

“Con el triunfo que tuvimos con Isaide esperamos que más personas se nos unan y nos apoyen. En estos momentos creo que realmente estamos creciendo, ahorita tenemos unos 50 integrantes y en cada encuentro generalmente recibimos más de 20 personas”, expresó Blanca Vázquez, otra de las activistas.

La agrupación se reúne una vez por semana tanto para compartir ideas y trazarse nuevos objetivos, como para recibir clases de liderazgo y otros conocimientos, impartidos por dirigentes de organizaciones más experimentadas, como Susana Jeréz y Héctor Vaca, de la Coalición Latinoamericana y Action N. C. respectivamente.

“A medida que va creciendo el grupo tenemos que ir ganando en organización y en conocimientos para fortalecernos en esta lucha”, concluyó Guillermo Ayala.

Lo que debe saber
Familias Unidas se reúne todos los martes a las 6 pm en el segundo piso del 5700 Executive Drive en Charlotte, al cruzar la calle de la corte de Inmigración del distrito.
Para conocer más acerca del trabajo del grupo o para participar en sus actividades llamar al teléfono: 704 916 9853 o presentarse en una de las reuniones.