Charlotte.- Desde 2010, cuando se realizó el Censo decenal, hasta 2017, la población hispana creció 22 por ciento, de 800,120 integrantes a 972,288, en Carolina del Norte, según proyecciones de la agencia federal encargada de los conteos.

En el condado de Mecklenburg, donde se localiza Charlotte, había 111,944 latinos en 2010 y para 2017, la cuenta fue de 143,400, un aumento de 28 por ciento.

Owen Furuseth, profesor emérito de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte (UNCC) y del Instituto Urbano de ese centro de educación superior, manifestó que el aumento de la población hispana en el estado y localmente “no le sorprende”.

“Desde que Carolina del Norte y Charlotte fueron descubiertos en los ochentas por los hispanos han sido un destino de latinos desde otros estados del país y de fuera de Estados Unidos”, consignó Furuseth, a Qué Pasa-Mi Gente.

De acuerdo con el académico, la presencia hispana ha sido positiva para el estado y la región, y pese a la política “Carolina del Norte y Charlotte continuaran siendo lugares de bienvenida para la comunidad latina”.

Los datos del incremento están contenidos en el documento del proyecto del Censo: “Estimaciones anuales de población por sexo, raza única o combinada, y origen hispano para Estados Unidos, estados y condados: 1 de abril de 2010 a 1 de julio de 2017 (PEPSR5H)”.

En 2010, en el condado de Wake, donde se ubica Raleigh, había 87,922 hispanos y el conteo para 2017 dio 109,877 latinos, un crecimiento de 28 por ciento.

En el condado de Forsyth, donde está Winston-Salem, había 41,775 latinos en 2010, y para 2017 el guarismo era de 48,827.

En el condado de Guilford, dónde se localiza Greensboro, había 34,826 hispanos en 2010 y para 2017 la cifra fue de 42,456.

El documento del Censo reflejó que los cien condados de Carolina del Norte tuvieron mayor población latina en 2017, que en 2017, es decir, que todos registraron aumento.

De la misma manera, el reporte muestra que la tercera parte de los condados del estado experimentaron incremento de población hispana mayor al 25 por ciento, entre 2010 y 2017.

El informe indica que los hispanos crecieron en esos siete años en mayor proporción que los blancos y los afroamericanos en Carolina del Norte.

El crecimiento más rápido de la población latina que la blanca se dio en 98 condados y en el caso de los afroamericanos en 87 condados.

Más de la mitad de los condados de Carolina del Norte experimentaron una baja de la población blanca y 45 por ciento de la población negra, en contraste con la subida de la población hispana.

“Qué bueno que haya un crecimiento de la población latina en Carolina del Norte y en el condado de Mecklenburg, que de seguro ha impactado positivamente al estado y a la región de Charlotte. No obstante, sería importante que ese crecimiento de los hispanos se diera en la toma de decisiones y en la participación política”, dijo la dirigente Wendy Mateo, exdirectora ejecutiva del Centro Comunitario Camino.

Por su parte, Rogelio Reyes, de la organización Action NC, indicó que “los latinos seguirán viniendo a Carolina del Norte por la fortaleza de la economía del estado”, sin embargo, manifestó que las medidas antiinmigrantes del gobierno de Donald Trump, han impactado a los hispanos y esto podría tener efecto en los números de la comunidad.

“Hay los que se están yendo porque sienten que hay muchas barreras, sin licencias de conducir, con el E-Verify y las amenazas de redadas. Otros seguramente se regresarán a sus países por la eliminación del TPS para salvadoreños, hondureños y nicaragüenses, y a los soñadores no se les ha resuelto la situación”, dijo Reyes.