Charlotte.- Para Antonio Serrano, las festividades navideñas le dejaron en 2011 solo un mal sabor y malos recuerdos. El pasado 24 de diciembre, fue invitado a pasar la celebración en casa de una amiga y nunca imaginó que su “amigo fiel” como llamaba a su automóvil, terminaría convirtiéndose en el blanco de las manos de criminales.

“Como a las 2 de la mañana, tocaron a la puerta para avisar que un carro se quemaba. Cuando salimos, vi que era mi auto el que estaba en llamas”, contó el hombre.

La policía y los bomberos llegaron al lugar y en pocos minutos sofocaron las llamas, pero el Nissan deportivo 300ZX de 1990, de Serrano quedó destruido por el fuego.

El incidente, causó preocupación entre los residentes del pequeño vecindario cerca del cementerio de Sharon Amity Road.

En un informe inicial en el que las autoridades indicaron que los daños ascienden a 5 mil dólares, se sugiere que el fuego pudo ser ocasionado por un daño eléctrico. No obstante, ahora investigan si se trató de un incendio premeditado.

La amiga de Serrano, que prefirió no ser identificada, asegura que su exmarido pudo ser el causante del fuego.

“El vino borracho en la mañana del 24 y me amenazó y mire lo que pasó”, comentó la mujer.

Serrano dice sentirse frustrado y sin saber qué hacer para recuperar el dinero de su auto, ya que todo depende del resultado de la investigación. “Ese carro era lo único que tenía, y todo el mundo me lo chuleaba”, comentó con nostalgia.

El supuesto sospechoso, hasta el momento no ha sido vinculado por las autoridades con el incendio, pero es requerido por la ley por violar una orden de restricción y no presentarse a la corte la semana pasada.