Charlotte.- Una madrugada muy ocupada tuvieron los oficiales que patrullan las calles al suroeste de Charlotte, cuando en un lapso de menos de dos horas se registraron cuatro asaltos con una escopeta. 

Kevin López, de 27 años y su compañero del crimen Kevin Anderson, de 18 años, fueron detenidos y señalados como responsables de una serie de atracos entre poco después de la medianoche y 2 am del 1 de noviembre, según informó la Policía de Charlotte-Mecklenburg en un comunicado y capturado en los expedientes de los casos 20201101-0045-01, 20201101-0104-01 y 20201101-0112-00.

Las actividades delictivas del par comenzaron con un asalto frustrado en un local ubicado en la esquina de Nations Ford Road y W Arrowood Road. De acuerdo con la versión de las autoridades, un empleado vio a un sujeto armado con una escopeta acercarse al negocio y cerró la puerta para impedir su entrada. 

Media hora después y a cuatro millas de distancia, mientras los ojos de la policía se centraban en este intento de asalto, un hecho similar ocurrió en otro negocio sobre S Tryon Street, muy cerca del cruce con la carretera 485. 

En este segundo incidente, de igual manera una persona logró cerrar con un cintillo de plástico la puerta de su negocio al ver que un bandido con un arma larga se acercaba. 

El tercer incidente se registró poco después de la 1 am a unas cuadras de distancia, en un local en la esquina de S Tryon Street y Westinghouse Boulevard. En este sitio, un asaltante apuntó a la víctima con una escopeta y escapó a bordo de un Nissan Altima, según informaron las autoridades. La misma historia se repitó menos de media hora después en una tienda sobre Steele Creek, casi llegando a Shopton Road, donde un bandido apuntó una escopeta a un empleado del negocio y exigió la entrega de dinero.

Para estos momentos la policía estableció una respuesta en toda la división Stelle Creek y las patrullas comenzaron a vigilar los negocios de la redonda.

A la 1:30 am los uniformados divisaron al vehículo que se estaba utilizando para los robos sobre Tryon Street y lo siguieron. Cuando el automóvil que conducía Lopez se detuvo en un complejo habitacional, se llevó a cabo la detención de ambos sospechosos del robo. En el interior del Altima, de acuerdo con las autoridades, había una escopeta y el botín robado.

Ambos presuntos delincuentes fueron interrogados por la policía y después entregados al sheriff. Los dos detenidos fueron acusados de conspiración para cometer los asaltos y por dos asaltos con arma peligrosa. Anderson enfrenta dos cargos adicionales por los dos intentos de asalto fallidos, por posesión de arma siendo un convicto y por atacar a un oficial del orden público.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *