Charlotte.- La Asociación de Mujeres Empresarias de Charlotte (ADME) organizó el pasado viernes 29 de abril, un desayuno al que denominó de “Mujeres de Éxito”.

Medio centenar de damas acudieron a la cita, en la que se encontraron con tres profesionales, que contaron sus historias.

La narrativa del trío, estuvo marcada por la superación de retos de diferente índole.

En el micrófono estuvieron, la especialista de familia y desarrollo del Instituto de Cáncer Levine, Magbis Nuñez Love, la empresaria y comunicadora Natalia Silva, y la ejecutiva de ventas, Isabel Bautista.

Las tres damas, también incluyeron un su discurso el hecho de tener otro denominador común, ser madres.

Magbis
Después de terminar la carrera de sicología y trabajar en departamentos de recursos humanos en su tierra de origen, Venezuela, Nuñez, se lanzó a la aventura de casarse y venirse a vivir directamente a Charlotte, con un esposo cuyo apellido en español significa amor

Aquí tomó clases de peluquería, hizo voluntariado en organizaciones comunitarias, fue asistente escolar, y finalmente se incorporó a su actual trabajo.

En el Instituto de Cáncer Levine, se ha dedicado a instruir a la gente sobre cómo prevenir el cáncer o sobrellevar la enfermedad.

Pero un día se descubrió una bolita en el cuello que resultó ser cáncer.

“Lo primero que pensé fue en mis hijas ¿quién puede remplazarla a una como madre?”, contó.

La originaria de Maracaibo, Venezuela, superó la enfermedad, pasando por la difícil quimioterapia.

Para el 8 de mayo, Magbis anticipa que irá con su esposo,  Gerry y sus hijas Valery, de 13 años y Megan de 10, al restaurante de comida de mar de siempre, a celebrar su maternidad.

Natalia
La colombiana, Natalia Silva, hizo dos semestres de universidad en Medellín, pero se graduó en matrimonio a los 17 años.

Se casó con un oficial de la policía, en tiempos difíciles de orden público en su país, con la amenaza de la guerrilla de por medio.

Sin embargo, lo que cambiaría su vida, sería la complicada relación matrimonial de maltrato que confrontó.

Su mamá estaba viviendo en Charlotte, se vino a cuidarla y también a descansar de los tiempos amargos.

“Me deprimió mucho no tener aquí por un año a mis dos hijos Natalia y Andrés”, que ahora tienen 23 y 22 años, contó Silva.

Aquí en la Ciudad Reina, Natalia rehízo, su vida, se volvió a casar y tiene a su tercer retoño, Sebastián, de 6 años.

Digna representante de la región donde nació, se ha dedicado a trabajar en el trámite de impuestos, y recientemente ingresó al periodismo televisivo.

El próximo 8 de mayo, Natalia prevé que sus hijos y su esposo la sacaran a comer y será una tarde divertida

Isabel
La mexicana Isabel Bautista, terminó la secundaria, allá en su tierra veracruzana. “Hice la prepa”, contó

De esa región, donde se localiza el pueblo de las Choapas, se vino a Estados Unidos. Aquí en Charlotte trabajó en construcción, lijando casas.

Tomó algunos cursos de inglés en el Colegio Comunitario  Central Piedmont. (CPCC).

Pero su revelación ocurrió cuando descubrió la venta de cosméticos en la empresa de Mary Kay.

Actualmente, tiene un alto nivel en la compañía, con la condecoración de conducir un cadillac, y ser directora de directoras.

Respecto a sus niños, Alexander de 9, Mareli de 8, y Brayan  de 3, dice que son “el motivo por el cual se levanta cada día”.

En relación con el 8 de mayo afirmó: “estaré trabajando”, y el 10 de mayo, que es la conmemoración oficial del Día de la Madre en México: “también estaré trabajando”.

“No me festejan, nitampoco ,me festejo”, señaló la madre profesional.