Charlotte.- Desde hace dos semanas los productos de la panadería latina Las Delicias tienen un puesto propio en el supermercado Harris Teeter del exclusivo sector de South Park.

“Ellos nos buscaron, habían estudiado lo que ofrecemos durante meses”, contó Zhenia Martínez, copropietaria del popular negocio, que tiene su sede en Central Avenue, en el corazón de la comunidad hispana.

La exhibición de tortas, pasteles y postres de Las Delicias es el primer paso de la empresa hispana para estar en la corporación que data de 1936 y basada en Matthews, que tiene 231 supermercados en 9 estados del Este del país.

En el mostrador donde se presentan los productos de las delicias hay una foto en la que aparecen Zhenia y Manolo Betancur, con una breve historia de la panadería y la indicación de que es la oferta de una empresa local, del vecindario.

Las Delicias nació en 1997, por iniciativa de los padres de Zhenia, Aquiles y Margarita, quienes al ver  el crecimiento de la comunidad mexicana en Charlotte, a mediados  de la década de los noventa decidieron pasar una temporada en el estado mexicano de Chihuahua, para tomar cursos de repostería.

El negocio tuvo tanto éxito que abrieron tiendas en Sharon Lakes, South Boulevard y Plaza Fiesta.

La recesión de 2008 obligó el cierre de las sucursales, y posteriormente se realizó la adquisición del negocio por parte de Manolo y Zhenia, quienes hicieron una serie de cambios  en el mercadeo de Las Delicias.

El logotipo cambió de una identificación nacional a uno de colores fundamentales con el nombre claro de la empresa.

“Ahora tenemos, además de la clientela mexicana, compradores centroamericanos, sudamericanos, de Colombia, de Venezuela”, dice Manolo. Y Zhenia apunta que al negocio están llegando europeos, africanos e hindúes.

Los productos de Las Delicias están siendo distribuidos en las montañas de Carolina del Norte y el suroeste de Virginia.

Por la excelencia de sus productos, como la rosca de  reyes o el mousse de maracuyá, Las Delicias ha sido reconocida por el  semanario Creative Loafing, la revista Charlotte Magazine, y el diario The Charlotte Observer.

El compromiso de los dueños con la comunidad inmigrante ha sido sólido, han colaborado con el grupo Familias Unidas, la Coalición Latinoamericana, Action NC, las iniciativas de arte de la pintora Rosalía Torres-Weiner y las actividades de  academia de danzas Alma de la Luna.