Charlotte.- Tras haber dejado la Oficina del Censo, Angeles Ortega, la exdirectora ejecutiva de la Coalición Latinoamericana y expublisher de Mi Gente, se ha convertido en un referente obligado para empresarios y organizaciones no lucrativas, sobre los cambios originados por el conteo decenal y el impacto del aumento de la población hispana en el país, en Carolina del Norte y por supuesto en Charlotte.

Ortega cuenta que ha estado viajando a otros estados y a otras ciudades norcarolinas para dar asesoría acerca de como encontrar  los datos, como cruzarlos y como analizarlos.

Sin embargo, por su experiencia en la ciudad, el papel que jugó en la transformación de la Coalición, y su pasión por la comunidad y la política, conversamos ampliamente sobre Charlotte y lo que viene para los latinos, localmente y nacionalmente. Confesó que le gustaría competir eventualmente por un puesto político.

¿Como ve el futuro de la comunidad hispana?

Lo veo muy duro porque creo que no va a pasar nada nacionalmente ni por supuesto localmente. Hay que tener mucho cuidado con las inversiones que están haciendo a nivel nacional para elecciones locales. Estuve escuchando que un señor Art Pope, fue el que invirtió para que la Cámara y el Senado Estatal pasara a control Republicano.

Hablando de elecciones. Tenemos elecciones locales en noviembre y no hubo ningún candidato hispano…

Por su puesto me gustaría que siempre hubiera candidatos hispanos pero tenemos que pensar que no tenemos que votar por una persona que es latina simplemente porque es latina, sino pensar en como esa persona piensa mejorar la situación de los latinos.

Pero hubo una oportunidad única, en el caso de la Junta de Educación porque los titulares de los puestos de elección general se retiraron y el distrito escolar es más hispano que nunca, con más de 24 mil estudiantes latinos…

Yo creo que incluso educación es un asunto más importante que la misma inmigración. Y tenemos a los niños nacidos aquí que no tienen problemas de papeles, pero están dejando la escuela no en el grado 10 sino  en el 3, y la deserción en los últimos años es igual que la de los afroamericanos, que sí tienen representantes.

Pero no es el colmo que no hayamos tenido un solo candidato…

Pero no es la representación, es el sistema.

Ahora, somos 111 mil hispanos en el condado de Mecklenburg, y no tenemos uno que pueda competir por la Junta de Educación…

El problema es el apoyo de la misma gente latina. Y como hay pocas oportunidades para que alguien llegue a esos cargos, en lugar de apoyarlo tratamos de bajarlo.

Hay 13 mil hispanos habilitados para votar en Mecklenburg y más de 10 mil en la Ciudad de Charlotte, pero en las pasadas elecciones primarias solo votaron 35…

Es una vergüenza. Como queremos que las cosas cambien si hablamos de inmigración, de problemas locales, si ni siquiera estamos participando. Es una vergüenza muy grande. Imagínate mi mamá hizo fila durante cinco horas para votar en las elecciones presidenciales de México. Parece que llegan aquí y se vuelven indiferentes.

¿Tiene que haber una responsabilidad extra de la gente que se vuelve ciudadana?

Por supuesto que sí, incluso existe una responsabilidad muy grande en las organizaciones latinas de involucrar políticamente a los integrantes de la comunidad. Las organizaciones educativas tienen por ejemplo la obligación de tener una posición respecto al Dream Act. Hay que entender que esta comunidad es muy nueva y hay gente que tiene miedo, pero cuando uno se levanta a hablar hay gente que critica. Personalmente yo nunca sentí el apoyo total de la comunidad latina establecida, más bien lo sentí de la raza, del pueblo.

¿Usted alguna vez le pidió dinero a los millonarios latinos de Charlotte para la Coalición?

Si ni siquiera te quieren dar la mano o recibir una tarjeta, que puedes esperar.

Y la gente del común…

La gente del común es muy generosa. Personas que venían a la Coalición, al banco de trabajo, y les pedíamos una donación, y daban. Imagínate a esa gente dando dinero sin tener trabajo. Yo me acuerdo que de las donaciones de la gente sacábamos como 15 mil dólares al año.

¿Cómo se ve usted dentro de la comunidad ahora y en tres años?

Me gustaría seguir trabajando con la comunidad, en alguna área relacionada con la salud o la educación financiera. Pero quisiera que la compañía en la cual trabaje me permitiera correr políticamente.

Y a qué cargo…

Me gustaría en un distrito.

El año entrante hay elecciones…

Todavía queda mucho tiempo.

Los muchachos salieron a la calle y se plantaron, ¿Qué le parece eso?

Está muy bien, qué bueno que lo estén haciendo.

Pero hubo gente que los criticó…

¿En serio? Pero eso es un evento cívico de los activistas. Los afroamericanos que se sentaron la cafetería son unos héroes y hoy en día los están alabando.

¿Cree que el año entrante haya un cambio y que la Cámara de Representantes del estado y Senado pasen a ser demócratas y más amplios con los hispanos?

Le digo que este señor Art Pope ha descubierto la manera de que los republicanos más radicales ganen. Porque mientras no se arregle la economía las ideas más radicales estarán muy fuertes como impedir que los indocumentados vayan a las universidades y deportar a la gente. Eso lo usan muy fríamente para demostrarle a los suyos que están haciendo algo.

Quién es Angeles Ortega?

Nació en Comonfort, Guanajuato, México.

z  Tiene un título de administración de negocios de la Escuela Católica de Administración.

z  Se graduó en administración de organizaciones no lucrativas en la Universidad de Nevada en Reno.

z  Tiene una maestría en Administración de Negocios de la Universidad de Queens.

z  Fue directora ejecutiva de la Coalición Latinoamericana de Charlotte.

z  Compitió, por el Partido Demócrata, para ocupar un cargo de elección general en la Junta de Comisionados del Condado de Mecklenburg.

z  Fue publisher del semanario Mi Gente.

z  Ocupó un cargo ejecutivo en la Oficina del Censo. 

z  Forma parte del comité organizador de la Convención Demócrata de 2012.