Charlotte.- Del 18 al 24 de septiembre se celebra nacionalmente la Semana de la Seguridad del Niño Pasajero 2011, para promover el uso de los asientos de seguridad.

“Una forma que tenemos los padres de proteger la vida de nuestros hijos cuando viajan en un vehículo, es a través del uso adecuado de las sillas de seguridad”, dijo a Qué Pasa-Mi Gente María Morales, madre de un bebé de 7 meses y de una niña de 4 años.

El oficial René Quiles, del Departamento de la Policía de Charlotte-Mecklenburg, indicó que la ley estipula que todo niño desde que nace hasta los 8 años con un peso menos de 80 libras, debe ser transportado sobre asientos de seguridad.

“Si un chico de 9 o 10 años pesa menos de 80 libras, también debe ir en la parte posterior del auto, sentado sobre un  “booster” o asiento elevado”, explicó el oficial.

De acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA), casi tres de cada cuatro asientos de seguridad no están instalados adecuadamente.

Datos del Centro Nacional para Estadísticas de Salud (NCHS), indican que los choques automovilísticos son la principal causa de muerte entre los niños de 1 a 12 años.

“Para que los niños viajen protegidos, los padres deben comprar una silla certificada, luego informarse y asegurarse que el asiento este colocado en la posición correcta y de acuerdo a la edad del menor“, manifestó Quiles.

Los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico tienen leyes para la seguridad del niño pasajero que requieren el uso de asientos de seguridad.

Para obtener información sobre lugares de inspección en la localidad ingresar a la página de internet www.nhtsa.gov.