Charlotte, 2 de febrero 2106 .- La organización local UNISAL confirmó que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) está arrestando a jóvenes centroamericanos en las calles de Charlotte, fuera de sus viviendas, mediante los testimonios de tres familias salvadoreñas, cuyos hijos fueron capturados el martes y miércoles de la semana pasada.

Visiblemente afectados por los hechos, José y Elsy Sorto narraron la captura de su hijo Yefry, quien fue detenido el miércoles 27 en la mañana, en la parada de autobús de su escuela secundaria West Meck, del oeste de Charlotte.

“Yefry estaba por subirse al bus, cuando un automóvil sin marcas oficiales encendió las luces y los oficiales se lo llevaron”, contó la madre del joven de 18 años, originario del departamento salvadoreño de La Unión, quien había llegado al país en el verano de 2014.

Carmen Salmerón dijo que su hijo Pedro Arturo fue arrestado por los agentes migratorios cuando se disponía a ir a trabajar con su padre en la construcción, el martes 26 de enero.

“Él estaba con mi esposo que hacía un recorrido para recoger a otros trabajadores, pero un auto los paró prendiendo las luces y a mi hijo lo detuvieron”, afirmó Carmen.

De acuerdo con la madre, el joven también había llegado a mediados de 2014 y también tenía 18 años.

“Mi hijo se vino tres días después de que las maras mataron a uno de sus primos en San Miguel, de donde somos nosotros”, dijo la madre.
Wilmer Hernández, contó que a su hijo Oscar Alfredo, de 18 años, que llegó en el éxodo del verano de 2014, fue capturado, el martes 26, al ser seguido en el automóvil que el joven manejaba para ir a trabajar.

“Me llamaron de la casa diciéndome que había un automóvil sospechoso en el estacionamiento, después me dijeron que el auto había salido detrás de Oscar Alfredo”, contó llorando el padre.

Según Wilmer, cuando su hijo no le respondía las llamadas al celular, se devolvió del trabajo e hizo la ruta que el muchacho hacía diariamente hasta que encontró el auto abandonado a pocas millas de su caso.

“Llamé a la policía, y horas después descubrimos que a Oscar Alfredo lo tenía ICE”, dijo Wilmer.

El padre dijo que el muchacho también había salido de El Salvador, después del homicidio de un familiar cercano en el departamento de Usulután.

Ana Miriam Carpio de la Unión Salvadoreña, UNISAL se expresó categóricamente sobre las acciones de ICE: “A nuestros jóvenes, Inmigración los está cazando en las calles de Charlotte, y los van a enviar a donde están asesinando a sus familiares”.

Bryan Cox, portavoz de ICE para las Carolinas y Georgia, dijo a Qué Pasa-Mi Gente, que “ICE tiene una política de no capturar a la gente en “areas sensibles”.

“No arrestamos a las personas en lugares como escuelas o iglesias. Investigaré estos casos”, dijo Cox, en un primer contacto.

Posteriormente, Cox llamó para decir que la versión de  los agentes de ICE, era que el arresto de Sorto no había sucedido en la parada de autobus escolar.

“Lo detuvieron cuando caminaba hacia la parada, en propiedad privada”,  afirmó el vocero de la agencia federal.

“Como la comunidad no les está abriendo las puertas, ahora ICE los está pescando en las calles”, aseveró María Herrera, de la Fundación Eternity, que está acompañando a UNISAL en las denuncias de los casos.

UNISAL está solicitando que los llamen si tienen información de más redadas, al (704) 521-6166.

NOTA RELACIONADA: ¿Qué hacer ante las nuevas tácticas de ICE?

Otro detenido en Charlotte

El grupo Alerta Migratoria NC hizo un llamado el domingo 31 de enero para localizar a los familiares del joven Walter Aguilar, quien según la organización, habría sido detenido en las redadas de la semana pasada en Charlote y ahora se encuentra recluido en uno de los centros de detención de  ICE en Georgia.

Poco después del llamado, Alerta Migratoria NC confirmó que  los  familiares del joven, oriundo de Honduras, habían sido ubicados.

Aguilar se convertiría en el cuarto detenido de la ciudad de Charlotte, en las acciones de ICE contra quienes llegaron  solos a Estados Unidos en 2014, siendo menores de edad.