Charlotte, 15 Dec.- Derribó de una patada la puerta de una casa, le disparó a una mujer, secuestró a un niño y tras una intensa persecusión fue capturado por las autoridades de Mooresville, cerca a la ciudad de Charlotte.

Este terrible caso sucedió en el condado Iredell cuando un sujeto, cuya identidad aún no fue revelada, irrumpió violentamente en una casa donde se encontraba una mujer y su pequeño hijo de unos cinco años.

Tras dispararle varias veces a la mujer, el atacante tomó al niño y huyó con él, según reportan canales de televisión locales.

Tras un intensa búsqueda el hombre fue arrestado en una gasolinera en Mooresville, cerca de la ciudad de Charlotte en Carolina del Norte.

La mujer fue trasladada de emergencia a un hospital cercano donde se encuentra en estado delicado debido a las heridas de bala que recibió. 

De acuerdo al canal WSOC la mujer tiene cinco hijos y que cuatro de ellos estaban en la escuela cuando ocurrió el incidente.