Charlotte.- Activistas comunitarios caminaron dos millas y media por las calles de la ciudad y protagonizaron una manifestación para reclamar que los senadores de Carolina del Norte, la demócrata, Kay Hagan y el republicano, Richard Burr, voten a favor del proyecto de reforma migratoria integral que legalizaría a 11 millones de indocumentados, entre estos 325 mil de Carolina del Norte.

Los manifestantes salieron del Parque de los Veteranos, localizado en la Avenida Central y terminaron su recorrido en el Parque Marshall, en el centro de la ciudad.

Soportando un intenso sol y un fuerte calor, integrantes de la Coalición Latinoamericana, Action NC, Familias Unidas, United for The Dream, la Coalición del Sudeste Asiático (SEAC), gritaron por las calles charlotenses “Hagan escucha estamos en la lucha”, “Burr escucha estamos en la lucha”, y “Nosotros somos los soñadores”.

Además de carteles, con las caras de Hagan y Burr, en las que se les pedía votar “Sí por las familias”, los participantes en la protesta portaron corazones y mariposas de cartón, que se han convertido en los símbolos de la lucha por la reforma migratoria.
También se trasladaron con mantas y carteles alusivos a la legalización de los indocumentados y a la separación de las familias, provocada por las deportaciones.
Durante el acto, Elver Barrios, cofundador del grupo Unidos por el Sueño de Charlotte preguntó a los asistentes “¿Para cuándo queremos la reforma?”, a lo que el público respondió “ahora”.

Un niño entonó el himno nacional estadounidense y Luis Zarco, un padre de familia inmigrante, que se encuentra en proceso de deportación, con la bandera estadounidense atada a su cuerpo abogó por la suspensión de las deportaciones y por el cumplimiento del memorando del director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), John Morton que pide a sus agentes “deportar solo criminales”. “Este es el mejor país del mundo”, dijo Zarco.

La dirigente Olma Echeverri habló por el Partido Demócrata y la política Vanessa Faura por el Partido Republicano.