Charlotte.- Dos estudiantes hispanos del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) se encuentran en la mira de diversas universidades del país por sus destacadas cualidades futbolísticas y altas calificaciones.

“Sacarle provecho al futbol para lograr nuestras metas académicas, significa obtener un mejor futuro. Eso es lo que buscamos mi hermano y yo, por eso buscamos ir a la universidad para poder realizar estos dos objetivos”, señaló a Qué Pasa-Mi Gente Diego Suárez, integrante del equipo de su plantel y jugador de la Academia North Meck en la posición de defensa central.

Y es que aún sin haber ingresado a cursar el grado 12 del año académico 2011-2012, Erick y Diego Suárez, de origen mexicano y alumnos de la Escuela Secundaria Myers Park, ya tienen varias propuestas de los cazatalentos universitarios que buscan otorgarles becas deportivas para que cursen una carrera universitaria y jueguen en equipos.

“En este país los estudios y el deporte van de la mano. Por ese motivo es importante para nosotros no descuidar nuestras calificaciones, ya que ellas nos van a ayudar a llegar hasta nuestras metas trazadas”, comentó el gemelo Erick, que se destaca como delantero en punta de sus equipos.

Por su parte, Diego agregó que asistir a la universidad es una gran decisión, por ese motivo ya se encuentran estudiando las opciones propuestas.

“Ambos buscamos obtener una carrera superior y crecer futbolísticamente. Mi hermano desea seguir la carrera de abogacía, y yo espero estudiar negocios. En este momento hay dos universidades que cumplen esos requisitos, pero todavía nos queda tiempo para definirlo”, añadió el defensa central de 17 años.

Las buenas actuaciones de las selecciones de futbol de Estados Unidos, ha hecho que la pasión por este deporte vaya en crecimiento y que cada vez más niños y jóvenes lo practiquen en las escuelas y campamentos de verano.

“Con la selección de nuestra escuela obtuvimos en 2009 la Copa del Estado y el subcampeonato estatal 2011, además ese mismo año fui destacado por el periódico local, Charlotte Observer como el goleador juvenil”, contó Erick.

El joven delantero agregó que también por sus buenas actuaciones fueron seleccionados para jugar por el equipo de las estrellas estudiantiles de futbol de Allstate.

“Igualmente en México estuvimos jugando en las fuerzas básicas de los Gallos Blanco del Querétaro”, expresó Diego.

En tan corto tiempo, los gemelos han logrado ser invitados a jugar al club North Meck, que forma parte de la US Development Soccer Academy, donde militan más de 64 conjuntos, gracias a sus destacadas participaciones con la academia de Charlotte a donde ingresaron cuando tenían 12 años.