Charlotte.- El Puente Hispano, del condado de Cabarrus, llevó a cabo el pasado sábado el 13 de abril, un taller de preparación para emergencias y carta poder.

“Fue todo un éxito, se logró que 28 familias hicieran en proceso de las cartas poder y a tener un plan de emergencia”, dijo Natalie Marles, coordinadora del área de compromiso cívico en el Puente Hispano.

La actividad se efectuó en el Colegio Universitario Barber-Scotia, localizado en Concord, que le ha abierto las puertas a los diferentes eventos de la organización latina de Cabarrus.

“Diligenciamos el documento para los participantes. Al mismo tiempo, empoderamos a nuestra comunidad ya que les damos a las personas más sentido de propiedad y de control en un momento de crisis donde usualmente muchos no sienten que tienen el control sobre lo que puede pasar”, agregó Marles.

Este documento es algo que todo inmigrante debe tener y es una manera fácil, relativamente simple y rápida de hacer una diferencia en la vida de una familia, al ayudarlos a proteger su hogar, mantener a sus hijos fuera del sistema de acogida e incluso permitirles que paguen por un abogado para pelear su caso, explicó.

Si una persona es arrestada y deportada y los miembros de su familia no están preparados, estos pueden perder sus hogares porque, por ejemplo, no tienen acceso a las cuentas bancarias para pagar el alquiler. Lo que es aún más grave, es que los niños ciudadanos de los Estados Unidos, podrían ingresar al sistema de protección de menores porque las familias no han designado legalmente a una persona que los cuide en caso de una tragedia.

Previamente, a comienzos de abril, el Puente hispano ofreció un Taller de “Conozca sus derechos” en el que la comunidad hispana recibió información acerca de qué hacer en caso que las autoridades lleguen a sus casas o a sus lugares de trabajo o si los paran en la calle.

El taller también proveyó información acerca de las diferentes agencias que hacen cumplir la ley y cuáles son sus funciones y sus jurisdicciones.

Desde el anuncio de la terminación del programa de deportaciones 287g por parte de las oficinas del alguacil en diferentes condados de Carolina del Norte, la comunidad inmigrante se ha visto afectada, está siendo perseguida por ICE y vive en miedo, aseveró la paralegal.

“Desafortunadamente, la administración federal continúa en su intento de amedrentar a las familias inmigrantes, por lo que ahora, es más importante que nunca, estar preparados y tener todos los documentos necesarios en caso de que un ser querido sea arrestado por inmigración”, recomendó Marles.

El Puente Hispano continúa con su misión de ayudar, empoderar y educar a la comunidad hispana, especialmente en estos momentos que a veces son de incertidumbre y miedo, aseveró.
Para más información se pueden contactar enviando un mensaje por las redes sociales del Puente Hispano o mediante un correo electrónico a info@elpuentehispanonc.org.