Charlotte. – Los mismos encargados del proyecto de escuela de verano del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) reconocieron que el plan de clases presenciales, que se inició con mucho optimismo y con mucho esfuerzo por parte del distrito escolar, está enfrentando un grave problema: la inasistencia de los matriculados.

Ausencias

Un total de 32,511 alumnos se registraron para el campamento de verano del CMS, pero en la primera semana solo acudieron 19,028 estudiantes en promedio, en el programa de lunes a jueves, de cuatro días de clases.

Lo más grave es que el CMS calcula que de sus 140 mil estudiantes, 65 mil se retrasaron durante la pandemia y deberían haberse registrado para la escuela de verano y ponerse al día académicamente.

Alumnos en riesgo

De esos alumnos considerados en riesgo, 20,963 se inscribieron en el campamento de verano, pero de esos solo 12,834, asistieron al menos un día a la instrucción personalizada.

Solo llegó 20 por ciento de los alumnos que están en riesgo de reprobar.

El campamento está diseñado para abordar la instrucción inconclusa y los impactos que el Covid-19 tuvo en el aprendizaje durante el año escolar 2020-2021.

2,550 maestros

El campamento de verano se está realizando en 82 escuelas, con la participación de 2,550 maestros que ofrecen, en una jornada completa, clases de lectura, matemáticas y ciencias.

También tienen reciben instrucción en música, arte, educación física y liderazgo.

El distrito contrató a otros 2 mil empleados de personal de apoyo y habilitó 425 autobuses para transportar a los alumnos en el proyecto de seis semanas para estudiantes de todos los grados, que concluirán el 29 de julio.

Clases en persona

“Las clases presenciales son esenciales, son muy diferentes a la instrucción virtual, son más eficientes por la interacción directa con los alumnos”, dijo un maestro que fue vinculado al campamento de verano.

“Es una lástima que los muchachos y las familias no tomen ventaja de esta oportunidad que ofrece el CMS para mejorar académicamente”, anotó el educador.

Buscan a los estudiantes

La encargada del programa de verano, Tangela Williams, dijo en una reunión con la junta del CMS, que se están haciendo esfuerzos para localizar a los alumnos.

“Las escuelas están empleando una variedad de métodos para comunicarse. Llamadas telefónicas personales, acercamiento de los maestros, nuestro equipo de servicios estudiantiles y hacer algunas visitas domiciliarias para tratar de encontrar a los estudiantes que no se han presentado”, expresó.

Por su parte, una madre, cuyo hijo estudia en la escuela elemental, dijo que el niño está “fascinado” con la escuela de verano.  “Pregunta porque no tiene clases los viernes”, contó.

El Proyecto de Ley 82 de la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, que ordenó la realización de la escuela de verano en los distritos escolares del estado, estableció que la instrucción se impartiera durante al menos 150 horas o 30 días durante el transcurso del programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *