Charlotte.– La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton hizo su sexta aparición en Charlotte, el domingo 23 de octubre, esta vez en la Plaza Belk de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte (UNCC), en un esfuerzo por consolidar la ventaja que tiene en las encuestas en Carolina del Norte sobre su rival republicano Donald Trump.

De acuerdo con el promedio de encuestas de la firma Real Clear Politics, la exsecretaria de Estado, tiene el 47 por ciento de las preferencias de los electores del estado, contra 44.2 del multimillonario, que también ha visitado la ciudad en dos ocasiones recientemente.

“La manifestación de Hillary fue muy emocionante”, dijo la maestra Nohra Stella Gómez, quien ya votó en las elecciones tempranas, que comenzaron en el condado de Mecklenburg, el 20 de octubre.

“Hillary presenta una plataforma más amable y compasiva con los inmigrantes, incluyendo a los ‘dreamers’”, agregó Gómez, como argumento para respaldar a la candidata.

Por su parte, Trump visitó en Pensilvania el campo de Gettysburg, donde el presidente Abraham Lincoln, dio su más famoso discurso durante la Guerra Civil.

En ese estado dio a conocer las que serían las acciones de sus primeros cien días de resultar elegido a la Oficina Oval de la Casa Blanca.
Entre las medidas, estarían

  • “Cancelar cada acción ejecutiva, memorando y orden ‘inconstitucional’ emitida por el presidente (Barack) Obama”.
  • “Comenzar a deportar los más de dos millones de  criminales inmigrantes ilegales del país y cancelar las visas de los países que se rehúsen a recibirlos”.
  • “Suspender la inmigración de regiones propensas al terrorismo”.
  • Pasar la Ley de Poner Fin a la Inmigración Ilegal, con la construcción del muro en la frontera con México: Condenas de dos años en prisión federal para los que reingresen ilegalmente al país, después de una deportación previa. Cinco años de prisión para los que reingresen al país y hayan tenido condenas por delitos graves, múltiples condenas por delitos menores o dos deportaciones previas. Reformar las regulaciones de las visas para imponer sanciones a los que se queden más tiempo del previsto.

“El primer objetivo de Trump son los soñadores a los que el presidente Obama, les dio presencia temporal legal a los soñadores”, dijo el dirigente demócrata, Germán De Castro.

“No se sabe de dónde saca los dos millones de inmigrantes criminales”, agregó.