Charlotte.- La cifra de personas que son víctimas del robo de su información en las tarjetas de crédito y débito, va en aumento en el área de Charlotte, según dijo a un canal de televisión local, Joan Furr, investigador de fraudes de Charlotte-Mecklenburg.

La noticia no tomó por sorpresa a Violeta Hernández, quien afirma que hace un par de semanas se despertó para descubrir que no solo no tenía un centavo en su cuenta, sino que los ladrones se la habían dejado con $1,000 dólares por debajo de cero.
“Encendí la computadora para hacer unos pagos y lo primero que me encontré fue con una alarma del banco diciéndome que pusiera dinero inmediatamente”, cuenta Hernández acerca de su experiencia.
Por suerte para ella, su banco actuó rápidamente y en pocos días no solamente le aplicaron un crédito por el dinero perdido, sino que le enviaron una tarjeta bancaria nueva para sustituir la anterior, pero tuvo que “pasar mucho tiempo al teléfono hablando con representantes del banco para aclarar las cosas”, según sus palabras.
Los investigadores de fraudes con tarjetas consideran que la fecha de las compras navideñas es una oportunidad durante la cual pueden suceder con mucha facilidad los robos de la información bancaria.
“Yo sugiero a las personas que traten de usar efectivo siempre que sea posible, porque cada vez que uno le entrega su tarjeta a alguien, cualquier cosa puede ser posible”, expresó Furr. La investigadora de fraudes de la policía de Charlotte aconsejó también a las personas que revisen con frecuencia su cuenta de banco para descubrir cualquier robo a tiempo y reportarlo al banco de inmediato.