Charlotte. Los proyectos antiinmigrantes están avanzando aceleradamente en la Legislatura estatal de Carolina del Norte en Raleigh, y no se descarta que después de su aprobación en las dos cámaras sean enviados al escritorio del gobernador Roy Cooper.

La bancada republicana ha hecho valer su mayoría y las propuestas de ley SB 101 en el Senado estatal y HB 62 en la Cámara de Representantes estatal cumplieron cada una su trámite en el pleno de ambas corporaciones el 11 de marzo.

 
Propuesta revivida

La SB 101 es una versión remozada del proyecto de ley HB 370, que el demócrata Cooper vetó en agosto de 2019.

La propuesta vedada en el verano de hace dos años, que había pasado en las dos cámaras, pretendía que los alguaciles de Carolina del Norte cooperaran incondicionalmente con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), para la deportación de los indocumentados.

“Esta legislación se trata simplemente de ganar puntos políticos partidistas y usar el miedo para dividir a Carolina del Norte”, escribió Cooper en su dictamen de veto.

El proyecto SB 101 tiene el mismo propósito de forzar a los sheriffs a ayudar a ICE en la logística y los trámites para expulsar a los inmigrantes.

Por el derecho de los Inmigrantes

La iniciativa Alianza de derechos de los Inmigrantes de Carolina del Norte (AICN) reúne a unos 30 grupos locales que trabajan en contra de cualquier proyecto de ley antiinmigrante en el estado.

Para combatir las cinco propuestas que se encuentran en la actual sesión de la Asamblea Legislativa, en especial la SB 101 y HB 62, se han organizado en una serie de acciones como cabildeo, llamadas a representantes, educación a la comunidad sobre los proyectos, entre otros.

Para seguirlos en Facebook: https://www.facebook.com/AICN-Alianza-de-derechos-de-los-Inmigrantes-de-Carolina-del-Norte-101914441983198

Llame a sus representantes

Los grupos y organizaciones han pedido llamar a los siguientes representantes para que se opongan a la SB 101.

Chris Humphrey
(Distrito 12)
(919) 733-5995

Edward C. Goodwin
(Distrito 1)
(919) 733-0010

Erin Paré
(Distrito 37)
(919) 733-2962

Diane Wheatley
(Distrito 43)
(919) 733-5959

John Szoka
(Distrito 45)
(919) 733-9892
Jon Hardister
(Distrito 59)
(919) 733-5191

Jeff Zenger
(Distrito 74)
(919) 733-5787

Kristin Baker
(Distrito 82)
(919) 733-5861

Ray Pickett
(Distrito 95)
(919)733-7727

John R. Bradford
(Distrito 98)
(919) 733-5828

 
¿Qué hará Cooper?

No obstante, existe un ambiente de esperanza en que el gobernador Cooper repita lo que hizo anteriormente y lo rescinda.

“Esperamos que lo vete, pero todavía no ha dicho que lo hará”, dijo la senadora estatal Natasha Marcus, quien fue una de las 20 legisladoras demócratas que votaron contra el proyecto antiinmigrante.

Recientemente Cooper vetó un proyecto de ley de la bancada republicana sobre la reapertura de las escuelas.

Contra los alguaciles afroamericanos

La propuesta SB 101 de 2021 y la vetada HB 370 de 2019 surgieron como represalia de la bancada republicana a los resultados de las elecciones de noviembre de 2018, en las que las cinco urbes más pobladas del estado y la más importante del oeste eligieron nuevos alguaciles, todos afroamericanos, todos demócratas y con unos márgenes de votación sobre sus contrincantes sólidos e inobjetables.

Tras los triunfos, en Charlotte, Raleigh, Greensboro, Winston-Salem, Durham y Asheville, los sheriffs ratificaron su solidaridad con la comunidad inmigrante, pese a una virulenta campaña en su contra por optar dejar de cooperar sin restricciones con la agencia federal de deportaciones.

 
Las disposiciones

La SB 101 fue introducida en el Senado estatal el pasado 15 de febrero, con el patrocinio de los senadores republicanos Chuck Edwards, Norman Sanderson, y Danny Britt.

La legislación requeriría que las oficinas de sheriff determinen el estatus migratorio de cualquier persona que haya sido arrestada por cualquier cargo criminal, y que notifique a ICE.

Además, obligaría que los alguaciles honren las órdenes de detención de ICE, incluso si la persona arrestada es elegible para ser liberada bajo las leyes de Carolina del Norte.

El proyecto de ley determinaría que las personas sujetas a una solicitud de retención sean detenidas durante 48 horas, lo que significa que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley estarían obligados a mantener encarcelados a los sospechosos de ser indocumentados.

 
McFadden y Baker

Los alguaciles Gary McFadden, del condado de Mecklenburg, y Gerald Baker, del condado de Wake, se presentaron en las audiencias de la SB 101, para expresar su oposición al proyecto de ley. Los dos manifestaron que la propuesta socava la confianza de los habitantes en las agencias de la ley.

El sheriff Eddie Caldwell, de la Asociación de Sheriffs de Carolina del Norte (NCSA), que también habló en las sesiones, dijo que la mayoría de los alguaciles del estado respaldan el proyecto de ley que forza a la cooperación con ICE.
Sin embargo, McFadden indicó que, aunque los alguaciles que se oponen a la SB 101 no son numerosos, contienen el 80 por ciento de la población estatal.

Baker puntualizó que los sheriffs afroamericanos están al frente de ocho de los condados más grandes de Carolina del Norte.

Contra las ciudades santuario

En cuanto al proyecto HB 62, esta legislación permitiría a los ciudadanos y residentes del estado interponer demandas contra entidades del estado por establecer regulaciones o procedimientos que se consideren pertinentes a ciudades santuario.

La HB 62 destina 10 mil dólares al Departamento del Trabajo (DOL) estatal, 3 mil dólares a la Liga de Municipalidades de Carolina del Norte (NCLM) y 2 mil dólares a la Asociación de  Comisionados de Condados de Carolina del Norte (NCCCA), para que desarrollen campañas sobre las disposiciones contenidas en el proyecto.

La legislación reitera los mandatos de la ley HB318 de 2015 contra las ciudades santuario que: prohíben a entidades locales recopilar información sobre el estatus migratorio de individuos, pidan a agencias de la ley no recabar los datos, y prohíban compartir la información con las agencias federales.

La HB 62 fue presentada por el legislador antiinmigrante republicano George Cleveland, y copatrocinada por los representantes Mike Clampitt y Harry Warren.

 
¿Y las prioridades?

Para el representante a la Cámara estatal, John Autry los esfuerzos de la Legislatura deberían estar dirigidos a prioridades esenciales que se confrontan en la actualidad.

“La inmigración es un problema federal y requiere atención federal. Estamos en medio de una pandemia de salud y una época de pérdidas sin precedentes de empleos, cheques de pago y pequeñas empresas. Nuestro enfoque debe estar en hacer que todos en Carolina del Norte se vacunen y en la reapertura segura de negocios y escuelas, no en proyectos de ley diseñados para intimidar a las personas que viven en nuestro estado”, dijo Autry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *