Charlotte.- El dirigente Byron Martínez, de la organización Unidos We Stand, del Condado de Gaston, recibió una andanada de quejas de habitantes del complejo de casas móviles Fair Oaks Mobile Home Park, en Gastonia.

“Treinta y tres personas que compraron las casas me entregaron copias de sus documentos de pago de las viviendas, molestos porque no les han entregado sus títulos”, dijo Martínez.
“Hay quienes pagaron hace tres años, pero la mayoría hizo la compra después, hace año y medio o dos”, agregó.

De acuerdo con el directivo de United We Stand, las viviendas que les vendieron son “trailas viejas” por las que pagaron entre 4 mil y cinco mil dólares.

Los residentes del complejo de Fair Oaks Mobile Home Park, que se han quejado con él son todos hispanos, aseveró Martínez, quien señaló que la mayoría son mexicanos, pero entre ellos hay dominicanos y colombianos.

“Aunque ya pagaron por las casas el terreno sigue siendo de quien se las vendió, y les cobra un alquiler promedio de 250 dólares, pero tengo denuncias de que les cobran cargos de tardanza que llegan a los 270 dólares”,

Según Martínez, el propietario del complejo hace que paguen el monto de los impuestos por las viviendas, sin tener los títulos de propiedad.

Además del problema con los títulos, el dirigente contó que ha cursado una queja ante el departamento de salud local, porque una decena de pozos sépticos se han rebasado y el excremento y demás detritos son visibles.

“El estado de la tubería del agua es tan deficiente, que los habitantes no la consumen, por considerar que no es potable, prefieren comprar el liquido para el consumo personal”, dijo el dirigente, de origen nicaragüense.

Martínez afirmó que los propietarios controlan el servicio de acueducto y ahora en algunas viviendas hay dos contadores.

El activista contactó a la compañía Two Rivers Utilities, que opera en el área, para indagar sobre la situación, pero la empresa le comunicó que no sirve al complejo habitacional.

Dadas las denuncias de los residentes de Fair Oaks Mobile Home Park, Martínez presentó una denuncia ante la Comisión de Servicios Públicos de Carolina del Norte, sobre la forma como se cobra el servicio en ese lugar.

Otra queja es que los propietarios no han cortado el césped, que en algunos lugares alcanza varios pies, y los vecinos han tenido que matar serpientes.

Martínez, quien tomo fotografías de las anomalías, expresó que también hay quejas por el estado de las vías.

“El pavimento está lleno de huecos. La primera vez que fui llevé mi auto y por poco se descompone, ahora solo voy allá en una 4 por 4”, puntualizó.

El activista ha puesto en conocimiento del estado del complejo habitacional al Centro de Justicia de Carolina del Norte, para se tomen medidas que resuelvan los problemas que confrontan los residentes.

Que Pasa-Mi Gente llamó en varias ocasiones a la oficina de administración de Fair Oaks Mobile Home Park, pero al cierre de la edición no había registrado respuesta de la empresa propietaria del complejo.