Monroe.- Una madre inmigrante del condado Union en Carolina del Norte, denunció que su hijo de 19 años fue arrestado el pasado 7 de febrero por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que fingieron ser oficiales de libertad condicional (probation).

Todo comenzó alrededor de las 10:00 am con una llamada telefónica a Huber Edenilson Cruz Álvarez, de origen salvadoreño, pidiéndole que regresara a su vivienda ubicada en la cuadra 4900 de Aldersbrook Drive en Monroe, para que firmara unos documentos relacionados con su libertad bajo vigilancia, explicó a Qué Pasa Rosibel Álvarez, madre del adolescente.

“Le dijeron que eran de ‘probation’ y que debía ir a la casa para firmar unos papeles. Como era la primera vez que le pedían algo así, llamó a su oficial pero no localizó y por eso decidió salir del trabajo e irse a la casa para evitar cualquier problema”, contó Álvarez.
Cruz Álvarez se encontraba bajo libertad condicional después de haber sido detenido en marzo de 2018 y acusado por allanamiento de morada y daños a bienes inmuebles.

“El ingresó por la ventana a la casa de la muchacha con la que tenía dos hijos y se había separado. Ambos se seguían viendo pero sus padres no lo sabían y por eso llamaron a la policía. Pasó ocho días en la cárcel”.

También tenía dos cargos por agresión en el 2016 y 2017, cuando tenía 16 y 17 años respectivamente. “El primero pasó en la escuela de manera accidental y fue puesto como cargo menor. Y el segundo fue tras una pelea con la muchacha con la que vivía y donde no se comprobó con pruebas que hubo agresión. Sin embargo, su abogado le recomendó declarase culpable para que pudiera salir libre”, contó Álvarez.

La farsa y el arresto
Álvarez dijo sentirse indignada por la “farsa usada” por los agentes de ICE para atrapar a su hijo, así como el comportamiento que tuvieron con ella y su esposo.

“Esa mañana después de hablar con mi hijo, recibí una llamada con el código 843 de Carolina del Sur y era una persona que decía ser policía de ‘probation’ y me peguntó cuánto tiempo yo tardaría en llegar a mi casa, respondí que como unos 15 minutos… nunca me dijo que era un agente de inmigración”.
Cuando llegó a su vivienda, la mujer vio dos camionetas bloqueando el ingreso. Su hijo Huber ya se encontraba con uno de los oficiales.

“Me estacioné detrás de uno de los autos y me bajé. Uno oficial se me acercó y comenzó a decirme que me veía bien, que era guapa, que era joven para tener un hijo de 19 años.

Después me preguntó si era ciudadana o residente, me pidió mi licencia y le tomó una foto. Y me dijo ah tienes TPS. Tampoco ahí me dijo que era de Inmigración”.
Álvarez afirmó que los oficiales llevaban chalecos color negro con la palabra “police” en la espalda.

“Todo fue muy rápido. A mi hijo y a mi nos pareció raro que no estuviera su oficial de ‘probation’ con ellos, pero ahí no más le pidieron que se subiera a la camioneta para que fuera a firmar unos papeles”, sostuvo Álvarez. “Le dije que los seguiría con mi carro para después regresar con mi hijo pero me dijeron que no, que me llamarían para que lo recogiera”.

Álvarez se quedó unos minutos sin poder reaccionar ante el extraño episodio que estaba viviendo, hasta que un vecino le dijo que esos oficiales no eran quienes decían ser y que los vehículos tenían placas de Carolina del Sur.

“Ahí no más regresé la llamada al número que me habían marcado en la mañana y les pregunté: ¿A dónde llevaban a mi hijo para ir por él? y me dijeron: somos agentes de ICE y lo llevamos arrestado a nuestra oficina de Charlotte”, narró. “Le dije: ¿por qué me dijiste que eras un policía de probation? y me respondió: soy policía y soy agente de ICE”.

Consultado por la motivaciones del arresto, Bryan Cox,  vocero de ICE para la región Sureste, dijo a Que Pasa que  se  “arrestó al ciudadano  salvadoreño Huber Cruz-Álvarez, quien vivía ilegalmente en el país, durante una acción en Monroe. Además de estar en  violación de la ley federal de inmigración, Cruz-Álvarez fue condenado  penalmente por dos cargos de asalto en el Condado de Union en agosto de  2017”.
 

Sin embargo, no respondió sobre la táctica usada por los agentes de ICE de hacerse pasar por oficiales de libertad condicional.

“Fue una trampa”
Álvarez indicó que una hora y media después del arresto de su hijo, los agentes de ICE fueron hasta el trabajo de su esposo en Ballantyne, donde lo interrogaron y le pidieron sus documentos para verificar si se encontraba legalmente en el país.

“A mi me pidieron documentos, a mi esposo lo interrogaron y tomaron fotos de todos sus papeles. ¿Por qué? Pienso que querían arrestarnos a todos”.
Para Álvarez la táctica usada por ICE es “cuestionable y un claro engaño”.

“Mi hijo cometió errores pero no es un delincuente. Un delincuente no va a corte, no se presenta puntualmente ante su agente de probation, no trabaja para arreglar las cosas”.
Huber Cruz-Álvarez, se encuentra en el Centro de Detención Stewart en Georgia y enfrenta un proceso de deportación.

“Yo tengo miedo lo que le pueda pasar en El Salvador donde hay mucha violencia. Sus dos padres estamos acá y allá en el 2010 me mataron a una hermana”, dijo la angustiada madre.

ICE responde

De acuerdo con Cox "los oficiales de deportación de ICE no afirman ser miembros de otra agencia de aplicación de la ley mientras conducen la inmigración".

"Las acciones de cumplimiento de ICE se planifican y ejecutan de acuerdo con la ley federal y la política de la agencia. Los oficiales reciben capacitación regular para garantizar que las prácticas de la agencia cumplan con esas políticas, así como con la Cuarta Enmienda", indicó el vocero de ICE.

En esta nota colaboró Marina Alemán