Charlotte.- Una banda de ladrones hispanos fue desarticulada la semana pasada, tras el arresto de su líder y el hallazgo de un millonario botín de más de un millón de dólares en artículos robados en negocios al sur de Charlotte y otros estados del país.

Como resultado de la operación divulgada por el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) el pasado 12 de abril, fue capturado Daniel Victoria Reyes, un cubano de 40 años, que sería el jefe del grupo criminal, y permanece en la cárcel local con una fianza de 85,000 dólares. El cubano tiene otra orden de captura de Kentucky.
“He estado aquí por 20 años y este es el caso más grande que he visto”, dijo el capitán Alan Rutledge, de la División de Steele Creek, en conferencia de prensa en el cuartel policial, quien inició la investigación tres meses atrás.
Las autoridades emitieron orden de captura contra otros dos hispanos, Ineido Cepero Aldana, de 23 años, cubano, y Elías La Rosa, de 29 años, nacido en Estados Unidos, según informó la detective Amy Kelly, del CMPD, que está involucrada en la investigación del caso.
Rutledge dijo,que se ha tenido gran colaboración local de los departamentos de policía de Kannapolis y Greensboro, Kentucky y otros estados donde la banda realizaba sus fechorías.
El 5 de abril pasado, el caso tuvo una luz cuando la policía siguió pistas que la llevaron hasta una vieja iglesia en Kannapolis, que era usada como bodega para almacenar los artículos robados que los ladrones vendían en eBay y Craigslist.
Lo primero que encontró la policía fue un gigantesco oso disecado, envuelto en plástico y listo para ser enviado.
También se halló desde instrumentos musicales firmados por músicos, aparatos electrónicos, ropa, equipo para cazar, chalecos antibalas, y varias plantas de marihuana.
“Estamos hablando de por lo menos nueve personas que gastaban una semana para poder hacer el inventario de cada pieza, por eso, esto no ha terminado”, afirmó Rutledge.
En diciembre pasado, algunos investigadores notaron un patrón en robos ocurridos en varios negocios, donde gran parte de su mercancía fue hurtada de una sola vez por los bandidos, quienes parecían realmente saber lo que hacían.
Parte de los bienes robados han sido devueltos a sus dueños, que incluye por lo menos cuatro tiendas al sur de Charlotte entre ellas, Barefoot Archery, en Old Pineville Road, Diver Supply en Clanton Road.
“Se ve que era un grupo muy profesional, para saber como desactivar las alarmas”, indicó el capitán.

Para dar información
Cualquier persona que piense que fue víctima de esta banda, puede contactar a la detective Ann Kelly al (704) 336-8004 o akelly@cmpd.org

También puede contactar a Crime Stoppers, para dar información adicional al (704) 334-1600.