Charlotte.- A permanecer entre 70 y 96 meses tras las rejas fue condenado la pasada semana en una corte de esta ciudad, un afroamericano de 24 años, quien según un reporte de la oficina del fiscal distrital se dedicaba habitualmente a asaltar a miembros de la comunidad hispana.

De acuerdo con el citado reporte, en junio del 2012, en dos incidentes separados ocurridos con ocho horas de diferencia entre uno y otro, Isiah Davis asaltó a dos hombres cuando los mismos descendían del tren ligero en la estación de Scaleybark Road, localizada en el suroeste de Charlotte.

“Las dos víctimas (en este caso) eran hispanos y Davis tiene historia de tomar como blanco a miembros de la comunidad hispana en otros asaltos de este tipo”, dice la nota.

De acuerdo con el ya citado documento, entre los antecedentes penales del individuo se incluyen otros delitos como conspiración para cometer robo a mano armada y tentativa de cometer robos del mismo tipo.

La nota de la fiscalía dice además que “en ambos casos, Davis se acercó a las víctimas con lo que parecía una pistola y tomó por la fuerza dinero en efectivo de sus carteras. Davis fue detenido por la policía poco tiempo después de que el segundo robo ocurriera, y fue identificado por ambas víctimas como la persona que les había asaltado”.

Durante el juicio, además de haber sido encontrado culpable de todos los cargos por el jurado actuante, el ahora encarcelado reconoció su situación como un delincuente habitual.

La acusación fue presentada y defendida en la corte condal por el Grupo de Acción Contra los Delincuentes Habituales de la Oficina del Fiscal del Distrito, (The Mecklenburg County District Attorney’s Habitual Felon Team, en inglés).

Y el juez Marvin P. Pope de la corte superior del condado fue quien impuso la sentencia, de acuerdo con la cual Davis deberá pasar entre más de de cinco y casi ocho años encarcelado, en dependencia de su comportamiento dentro de la prisión.