Charlotte,- Un lugar a donde llevar a los niños durante las actuales vacaciones de verano, especialmente cuando los días son más calurosos, es sin dudas el Discovery Place, en el centro de Charlotte, un emporio de la ciencia y la tecnología donde se echan a volar la imaginación y el deseo de aprender, tanto de los chicos como de los más maduros.

Con sus juegos didácticos, sus estanques llenos de peces de llamativos colores y apariencias, y sus salones donde tocar con manos propias algunos de los avances tecnológicos más importantes que revolucionaron la industria del pasado siglo, y con ello la historia entera de la humanidad, entre otras muchas atracciones, andar por este lugar significa también una aventura para los niños y toda la familia.

“Además, durante todo el año tenemos exposiciones temporales traídas desde otras regiones del país y del mundo, con temas de gran interés histórico, científico y cultural”, explicó Logan Stewart, directora de mercadeo y relaciones con la prensa de la institución, durante un recorrido por el lugar en compañía de Qué Pasa-Mi Gente y una mamá hispana con tres hijos.

Durante la excursión que duró más de una hora, ellos fueron la única familia hispana que nuestro semanario pudo encontrar en las instalaciones, algo que hizo a Karina Gutiérrez, madre de los tres chicos, detenerse a reflexionar acerca de la importancia de que “los padres hispanos conozcan la existencia de lugares como este y traigan aquí a sus hijos”, según expresó.

“Este es un lugar muy divertido donde además se aprenden siempre muchísimas cosas nuevas. Mis hijos han pasado un rato muy interesante aprendiendo y jugando, divirtiéndose”, dijo Gutiérrez.

Una afirmación que apoyó convencido su hijo Henry, de 11 años, quien entre las cosas que más disfrutó estuvo la aventura llena de adrenalina, de acostarse sobre una cama de clavos, para comprobar si era cierto el hecho de que al estar su cuerpo repartido a partes iguales sobre la superficie, no sentiría dolor ni se le hincaría en el cuerpo ninguna de las aguzadas puntas.

“Todo esto me gustó mucho, fue muy divertido. Con gusto invitaría a mis amigos a venir aquí muchas veces”, expresó el chico.

La instalación cuenta también con un espacio abierto que imita una selva tropical en la que las personas comparten el espacio con aves de vistosos plumajes, el cual hizo las delicias de los chicos.

“Siempre vienen hispanos con sus hijos a nuestras instalaciones, pero nos gustaría que vinieran muchos más. Este es un lugar abierto para todos, donde todos pueden aprender”, aseguró Stewart.

En la página en Internet www.discoveryplace.org, puede encontrarse más información.

Tome nota
Discovery Place está ubicado en 301 North Tryon Street, en el centro de la ciudad. El estacionamiento está situado en la esquina de las calles 6 y Church y unido al centro por un pasillo aéreo en el último piso de parqueo.

Durante el verano la institución abre sus puertas de lunes a viernes, de 9:00 am a 5:00 pm Los sábados de 10:00 am a 6:00 pm y los domingos de 12 m– 5:00 pm.
Para más información llame al teléfono 704.372.6261.