Charlotte.- Detectives del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) están investigando el homicidio 31 del año en la ciudad, después de que un hombre fue baleado y asesinado durante la noche del martes 16 de mayo, en el noroeste de Charlotte.

La policía fue llamada a la cuadra 2900 de Botany Street alrededor de las 2:10 de la madrugada de ese día cerca de la Escuela Secundaria West Charlotte, en el corazón de la comunidad afroamericana de Charlotte.

Al llegar, los oficiales encontraron a Keith Lawrence Ross, de 30 años, dentro de una residencia con una herida de bala.

El individuo fue declarado muerto en la escena por los paramédicos de Medic.

La policía dijo que a Ross se le disparó fuera de la vivienda y corrió a la casa, donde se desplomó

No se han hecho arrestos, en relación con el crimen.

El jefe en marzo
Ante la escalada de homicidios en 2017, el jefe del CMPD, convocó a una conferencia de prensa el 29 marzo, cuando había ocurrido el asesinato 22 y dijo: “Estamos en los puntos calientes, estamos decomisando de armas, estamos sacando armas ilegales de la calle, nos estamos enfocando en los delincuentes reincidentes, también estamos tras sospechosos que están escalando su violencia”.

En ese día dijo que analizaría los incidentes y procuraría tomar medidas para prevenir más muertes.

Para ese día, 15 de los asesinatos se habían cometido con armas de fuego y 5 con armas blancas.

De las 22 víctimas de homicidio, 16 habían sido afroamericanas y la policía había realizado arrestos en 15 de los casos.

Durante mayo
Ahora, en mayo las víctimas han subido en 9.

En los tres casos más recientes, uno de abril y dos de mayo, los asesinados han sido afroamericanos, que han muerto por armas de fuego.

Tal como va la espiral de homicidios, los especialistas calculan que se cometan al menos cien asesinatos en 2017, una cifra muy superior a los 61 que en promedio se han dado en la última década.

En Charlotte, en 2016 se registraron 67 homicidios; en 2015 un total de 60; y en 2014 la cifra fue de 42.

Crímenes resueltos
Entre tanto, la división de homicidios del CMPD se ha dedicado a resolver los casos de asesinato ocurridos este año y en años previos.

De los 31 casos de homicidio sucedidos en 2017, el CMPD ha logrado resolver 21.

La División de Homicidios del CMPD también ha resuelto, este año, ocho asesinatos de años anteriores: cuatro de 2016, dos de 2015, uno de 2014 y uno del año 2013.

Latinos asesinados
El primer asesinado del año fue el hispano, de origen dominicano, Natanael José Rodríguez, de 22 años, que fue objeto de disparos el lunes 2 de enero, en los apartamentos M Station de Monroe Road.

Recientemente, la policía y la familia de Rodríguez, solicitaron ayuda del público para resolver el caso, del cual no tenían pistas.

Un segundo asesinado latino, fue Froilán Turcios-Perdomo, de 24 años de edad, oriundo de Honduras, que ocurrió en el sur de la ciudad, el jueves 16 de marzo.

El crimen ocurrió en el bloque 6600 de la calle Fishers Farm Lane, en los apartamentos Retreat at McAlpine Creek.

La policía capturó a dos hispanos como sospechosos del crimen del hondureño

Kevin Rubén Márquez, de 19 años de edad, se convirtió en la víctima 26 de homicidio en Charlotte en 2017 y en el tercer hispano asesinado en la ciudad en lo que va del año. Ocurrió el 5 de abril.

El Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) informó que la muerte de Márquez ocurrió en el bloque 3500 de la calle Spanish Quarter Circle, en el este de Charlotte.

Algo que ha preocupado en la ola de homicidios de 2017 ha sido la cantidad de jóvenes asesinados.