Charlotte.- La tormenta Jonás, que ha traído nieve, aguanieve y lluvia helada ha ocasionado cortes de energía eléctrica a 18,500 usuarios de la empresa Duke Energy en Carolina del Norte.

Al menos, 2,400 interrupciones de luz han ocurrido al sur de la interestatal 40 y al oeste de la interestatal 26. Otras 8 mil se dieron en el sureste del estado.

Además, hubo cortes de energía de Asheville, y las zonas de la Triada y el Triángulo.

En Charlotte, la empresa reportó que alrededor de 700 de sus usuarios no contaban con electricidad en los corredores viales de Monroe Road, Sardis Road, y Pineville Road.

Para las tareas de reparación, en adición a 3,200 trabajadores de líneas y árboles basados en las Carolinas, Duke Energy trasladó a 3,600 técnicos de Florida, Georgia, Tennessee, Misuri, Misisipi, Indiana, Oklahoma, Michigan y Texas para trabajar en Raleigh, Charlotte, Asheville y en Greenville, en Carolina del Norte.

En Carolina del Sur, la cifra de cortes de luz ha alcanzado a 18,700 usuarios.

Jonás comenzó a mostrar sus efectos en la tarde del jueves y se anticipa que continúe hasta el sábado.

Duke Energy es la mayor proveedora de energía en las Carolinas.

NOTA RELACIONADA: ¿Qué hacer en caso de corte de energía eléctrica?

Para reportar cortes de energía pueden llamar en español al teléfono 1-800-427-2466.

En caso de haya una caía de los cables de energía eléctrica o cortos circuitos en los transformadores de luz de los postes de electricidad, puede reportarlo al número indicado seleccionando la opción 2 o llamando al 911 de inmediato.

Es importante que se mantenga alejado de los cables eléctricos que estén sobre la calle y no intente retirarlos por su cuenta porque puede resultar electrocutado.

 

Si la acumulación de hielo alcanza un cuarto de pulgada, puede causar la caída de ramas de árboles sobre las líneas de electricidad, o los cables también pueden romperse por el peso del hielo según explican los meteorólogos. Esta situación podría empeorar la situación de cortes de luz. Por eso es recomendable mantener en su casa varias linternas con suficientes baterías, velas, fósforos, madera si en su hogar tiene chimenea, alimentos no perecederos en caso de que la luz se vaya por más de 24 horas.