El programa piloto de fotomultas duró tres años.
El programa piloto de fotomultas duró tres años. Credit: Cortesía

Charlotte– El Concejo Municipal de Charlotte pospuso debatir sobre volver usar cámaras automáticas de tráfico para multar a los conductores y reducir los accidentes fatales en la ciudad.

Desde el verano, los comités de Seguridad y Relaciones Intergubernamentales del Concejo estuvieron dialogando sobre la conveniencia de instalar cámaras de velocidad y de semáforo rojo para que no se produzcan más muertes en las vías locales.

Pero, Dana Fenton, que asesora  a la ciudad sobre iniciativas estratégicas y propuestas legislativas, recomendó que Charlotte debía esperar hasta la sesión de la Legislatura en 2023 para buscar una legislación en Raleigh que permita a la ciudad usar las cámaras nuevamente.

En 2003, los legisladores de Carolina del Norte le dieron permiso a Charlotte para usar la tecnología de control del tráfico.

Disminución de accidentes

Bajo el programa piloto de tres años, la ciudad usó cámaras de control de velocidad para detectar conductores  desplazándose a exceso de velocidad en 14 corredores viales, en los que las colisiones eran comunes.

En las vías donde se usaron las cámaras, el porcentaje de vehículos que superaron el límite de velocidad en 10 millas por hora o más se redujo en 55 por ciento, según un estudio del Instituto de Investigación y Educación en Transporte de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (NCSU).

El programa de Charlotte terminó tres años después y la Legislatura Estatal no aprobó fondos para que las ciudades utilizaran las cámaras para reducir los choques.

Hispanos descontentos

Más del 90 por ciento del total de citaciones se emitieron a lo largo de los corredores viales de Independence Boulevard, Tryon Street, South Boulevard, Central Avenue y Billy Graham Parkway.

Los hispanos se quejaban de la cantidad de infracciones que recibían.

“No solo localmente renegábamos de las cámaras. Una familia amiga vino a visitarme de Nueva Jersey, con el plan de mudarse para Charlotte. Los acompañé a hacer un recorrido y quedaron encantados con la ciudad. Pero al regresar a su casa recibieron una fotomulta y desde entonces detestan a Carolina del Norte”, contó Teresa, una profesional latina.

Más muertos

Charlotte tuvo un promedio de 39 muertes por accidentes de tráfico y peatones atropellados entre 2008 y 2012. En 2020, un total de 81 personas murieron en accidentes de vehículos.

Las multas de tráfico de la policía local han estado disminuyendo, de 58 mil en 2014 a apenas 30 mil en 2018.

El dilema de las fotomultas está en incomodar a la comunidad o reducir las colisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *