Charlotte.- Por segunda vez el economista y politólogo Gabriel Silva ocupa el puesto de embajador de Colombia en Washington.

La primera vez que ocupó el cargo diplomático, entre 1993 y 1994, puso en marcha el Acta de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPA), mediante la cual Colombia pudo colocar en el mercado estadounidense muchos de sus  productos de exportación sin tener que pagar impuestos.

Esta ley estadounidense continuó vigente, al renovarse su concepto mediante la ley ATPDEA en 2002. Ahora la cruzada de Silva es la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, que ha estado empantanada desde hace cinco años, en el Congreso estadounidense.

En los últimos meses, además de recorrer los pasillos del Capitolio en Washington, ha salido a recorrer los estados para dialogar con empresarios y políticos sobre los beneficios que traería el TLC con Colombia para Estados Unidos y para las comunidades locales.

Silva estuvo en Raleigh donde dialogó con hombres de negocios, legisladores federales y exgobernadores sobre el impacto del tratado para Carolina del Norte.

Silva, que posee un don de gentes y un carisma abrumador, habló con Qué Pasa-Mi Gente sobre el tema vía webex, el sistema de teleconferencias de la Embajada de Colombia en Washington. Silva  señala que dado el nivel de amistad que existe entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, el tratado es algo que los colombianos esperan que sea una pronta  realidad.

Embajador, tenemos entendido que estuvo por acá, por Carolina del Norte, hace unos días promoviendo el Tratado de Libre Comercio ¿Cómo le fue?

Hicimos un esfuerzo de explicarle directamente a la gente, a los empresarios, a los medios y la opinión pública por qué el TLC es un buen negocio para todos y es una fuerza que va a crear innumerables puestos de trabajo en Carolina del Norte. Muchas veces se habla peyorativamente del libre comercio, e  incluso se macartiza el tema, pero quienes lo hacen se olvidan que este es un asunto de doble vía. Les conté, que al aplazarse la aprobación, Estados Unidos y Carolina del Norte están perdiendo, como en el caso de la agricultura, en la que Carolina del Norte no está recibiendo los beneficios que se dan a productos de otros países con los que
Colombia ya tiene tratados de libre comercio como Canadá 

y los países del Mercosur.

¿Cuales fueron los resultados concretos de la visita?

Lo más importante es que la gente se ha dado cuenta que la demora en el tratado ha sido perjudicial para todos. Las cifras que compartimos fueron impresionantes.  Por ejemplo, en 2008 Estados Unidos tenía el 46 por ciento de las importaciones de alimentos que se hacían en Colombia, casi la mitad. Hoy,  está por debajo del 20 por ciento ¿por qué? porque se demoró el TLC, y entonces entraron los productores de Argentina, de Brasil, de  Bolivia, que han desplazado a Estados Unidos en el mercado colombiano. Eso fue muy bien entendido en Carolina del Norte, porque primero que todo, la situación no está fácil y lo segundo porque es un estado donde se comprenden muy bien los beneficios del libre comercio. Tuvimos un encuentro con 40 empresarios, de todos los sectores, muy animados con el potencial de Colombia. Carolina del Norte que es un estado que se ha reinventado con temas como la tecnología tendría grandes ventajas y hubo una sensibilidad para que esos dirigentes hablen con sus representantes en Washington en pos de la aprobación del TLC.

Aquí en Carolina del Norte se proyecta que las exportaciones hacia Colombia alcancen los 260 millones de dólares ¿es eso algo realista?

Primero que todo hay que entender que Colombia no compite con nada con Estados Unidos.  Colombia no produce ni carros, ni maquinaria, ni productos químicos. En cambio se proyecta que las exportaciones de Carolina del Norte hacia Colombia de pollo y cerdo crecerían 72%  con el TLC. Las de productos metálicos aumentarían  56%, la de comidas procesadas 36%, los químicos 23%, el tabaco  9% y la maquinaria 15%. Esas son las cifras la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC). Esas son las cifras objetivas que las instituciones que han estudiado los beneficios del TLC. No nos las  inventamos nosotros.

¿Cómo está en estos momentos la situación de respaldo en el Capitolio para el TLC?¿Cuántos votos tienen en el Senado y cuántos en la Cámara de Representantes?

Hay mucho respaldo, lo tuvimos recientemente a nivel de comités antes del receso de agosto.  Y contamos con el respaldo del presidente Obama.

¿Tiene datos particulares acera de la posición de los legisladores federales de Carolina del Norte?

Por respeto a la política interna de Estados Unidos no suelo señalar personas o funcionarios, que están a favor o en contra.

Muchos colombianos radicados en Estados Unidos han tenido interés en invertir en las tiendas Juan Valdez, estableciendo franquicias, pero la Federación Nacional de Cafeteros, a través de Procafecol, indicó en 2007, que  no tenía la madurez para hacerlo. ¿Ha cambiado esto?

Sería una pregunta para el gerente de la Federación, pero voy a responder porque fui parte de ese proceso.
Hoy hay exitosamente cerca de  200 tiendas Juan Valdez en varios países el mundo, pero al inició del negocio había mucho riesgo de comenzar con franquicias. Había la posibilidad de que los inversionistas perdieran su dinero y sus ahorros.
Habría sido irresponsable aprovecharse de ese interés, porque recibimos más de cien mil solicitudes de colombianos de todo el mundo que querían invertir.
Hoy que el experimento está validado, la Federación tiene contemplada una segunda fase con franquicias.

Quien es Gabriel Slva Lujan?

  Nació en Barranquilla, Colombia.

z  Se graduó de la secundaria del Colegio San Carlos, de Bogotá, Colombia.

z  Estudió ciencias políticas con énfasis en economía en la Universidad de los Andes, de Bogotá.

z  Obtuvo un título en economía y relaciones internacionales en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Paul Nitze de la Universidad John Hopkins, en Washington DC.

z  Embajador de Colombia en Estados Unidos, entre 1993 y 1994.

z  Asesor de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

z  Gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

z  Ministro de Defensa de Colombia.