Charlotte.- Una parada regular de la Patrulla de Caminos cerca a Monroe, resultó en el arresto de dos hispanos y el hallazgo 81 kilos de cocaína, que es uno de los cargamentos del alcaloide más grandes que se hayan incautado en el área de Charlotte.

Según el documento de la acusación del Departamento de Justicia, Rubén Orozco García, de 33 años, y Juan González Vejar, de 46 años, iban en una camioneta Ford por el “Highway 74” en Monroe el pasado 16 de junio, cuando fueron detenidos.

Inicialmente, los patrulleros dieron una advertencia a Orozco García, por conducir demasiado cerca de otro vehículo, cuando notaron unas bolsas de lona en la parte trasera de la camioneta que dejaban ver unos paquetes color café y sellados con cinta adhesiva.

Un perro policía que fue llevado al lugar, detectó la existencia de  las drogas en el vehículo. Posteriormente los hombres fueron interrogados por agentes del Departamento Antidrogas (DEA).

Según la acusación, los latinos que resultaron ser indocumentados confesaron detalles del trabajo y llevaron a los agentes de la DEA a por lo menos dos casas cerca de donde fueron detenidos que eran usadas para procesar la cocaína.

Los hombres fueron arrestados y acusados de posesión y conspirar para distribuir cocaína, por lo que podrían obtener un castigo mínimo de 10 años cárcel hasta prisión de por vida si son encontrados culpables y una multa de $10 millones. “Aquellos que erróneamente creen que Charlotte es un buen lugar para el negocio del tráfico de drogas, pronto se darán cuenta que el único retiro que ganarán de sus negocios ilícitos será pasarla en prisiones federales”, indicó la fiscal federal  Anne Tompkins.