Charlotte.- Juan, es un joven cuyos problemas con la violencia de pareja le han llevado a meterse en dificultades serias con la ley, llegando hasta a pasar varios días en la cárcel por agredir físicamente a su novia.

Pero su participación en las clases del programa Nueva Opción ante las Acciones Violentas (NOVA por sus siglas en inglés), que desarrolla la Comisión de Mujeres del Condado Mecklenburg, le ha puesto, según sus propias palabras, “en el camino de darle para atrás a esta situación y comenzar a vivir una vida de pareja muy diferente”.

“Ahorita cuando siento algún impulso de agresividad, me acuerdo de las cosas que aprendí y freno ese impulso violento, algo que antes no lograba ni aún con el miedo de que me metieran en la cárcel”, dice el joven, quien por cuestiones de privacidad no quiere que su nombre completo sea revelado.

Según explicó a Qué Pasa-Mi Gente Donovan Grant, quien es el coordinador y supervisor del programa, en el mismo trabajan a tiempo parcial dos consejeros hispanos; una mujer y un hombre, quienes atienden a los grupos femeninos y masculinos por separado, debido a que las características del comportamiento varían de un sexo a otro.

“Este es un programa pagado por el gobierno del condado y certificado por el gobierno estatal, y cuyo objetivo específico es trabajar con los problemas de violencia entre matrimonios o parejas, es decir que no atendemos ningún otro caso de violencia familiar como la que puede existir contra los niños, por ejemplo. Nos enfocamos en el trabajo con el que puede considerarse como el agresor o victimario de la relación”, especificó Grant.

De acuerdo con el especialista, esto incluye tanto a matrimonios o relaciones de noviazgo entre un hombre y una mujer, como a miembros de parejas homosexuales entre dos mujeres o dos hombres.

“Las personas generalmente llegan a nuestro programa remitidas por la corte, cuando el juez les impone la obligación de tomar clases para el control de la violencia. Pero también pueden ser referidas por el departamento de Servicios Sociales (Social Service) u otras instituciones comunitarias, e inclusive hay quienes llegan voluntariamente o atendiendo a una propuesta de la propia pareja”, señaló Grant.

El especialista indicó además que cada curso tiene una duración de 26 semanas, durante las cuales los participantes tienen que tomar una clase de dos horas una vez a la semana, por cada una de las cuales deberán pagar 16 dólares.

“Este pago es una cifra prácticamente simbólica, pero se hace también como una forma de que la persona se sienta responsabilizada por sus acciones. Además se les ofrece cierta flexibilidad con los pagos, aunque todas las cuotas tienen que ser abonadas antes de que el curso finalice”, agregó Grant.

Importante
El programa NOVA tiene dos especialistas para atender a personas hispanas, que pueden ser contactados a través del: 704 336 4569.

Las oficinas del programa se encuentran localizadas en el 3623 de Latrobe Drive, suite # 107, en Charlotte, 28211.

Las oficinas abren de lunes a jueves de 8 am a 5 pm y los viernes de 8 am a 4 pm. Las clases se realizan todos los martes, jueves y sábados