Charlotte, (Linda Alvarado- Oficial de la Policía de Monroe).-  Hoy queremos hablarles acerca de una mal que con frecuencia azota a muchas familias o parejas de nuestra comunidad. La violencia doméstica.

Lo primero que hay que tratar de aprender es qué es en sí la violencia doméstica o violencia intrafamiliar y comprender que hay diferentes clases de violencia doméstica, como la violencia emocional o psicológica y  la física.

¿Alguna vez tu pareja te ha golpeado a ti o a tus hijas o hijos?, ¿ te ha amenazado con quitarte a tus hijos? ¿controla tus salidas y tus amistades?, ¿eres inmigrante y te amenaza con denunciarte ante las autoridades, por lo cual temes ser deportada?, ¿controla tu dinero? Si respondes que sí a alguna de estas preguntas entonces puede ser que estés siendo una víctima de violencia doméstica.

Algunas otras de las principales señales que indican que puedes estar ante una situación de maltrato son las siguientes:

Te vigila constantemente o le pide a otros que te vigilen. Rompe objetos o pertenencias tuyas o del hogar. Se moleste si hablas con alguien del sexo opuesto y se justifica con los celos. Es violento contigo si no haces lo que te pide. Se embriaga y usa drogas y quiere obligarte a que hagas lo mismo. Haz tratado de terminar la relación y te amenaza con quitarte o hacerle algo a los niños.  O te dice que si le dejas se va suicidar

Si consideras que eres víctima de violencia doméstica por favor toma medidas preventivas como denunciar su conducta agresiva o de humillación psicológica a algún familiar, una amistad cercana o a la policía. Además puedes solicitar una orden de alejamiento o una orden de protección del tribunal de distrito.

También tienes la opción de orientarte con  diferentes especialistas que puedan informarte acerca de otras medidas de protección que puedes tomar. Y recuerda, que si después de conseguir la orden de protección te sientes amenazada (o), porque la persona violenta está rondando tu trabajo o el lugar donde vives, debes llamar al 911 de inmediato.

La violencia en las relaciones de pareja no considera raza, edad, nacionalidad o religión, ni orientación sexual. Si eres víctima de violencia doméstica estás en tu derecho de reportar al agresor(a) a las autoridades. La Policía de tu ciudad te puede informar de agencias que te pueden ayudar a salir de tu situación. No te quedes callada(o).