Charlotte.- La policía de Charlotte-Mecklenburg tiene a dos  adolescentes bajo custodia por una serie de delitos relacionados con robos y disparos de armas de fuego, quienes serán arrestados formalmente cuando reciban el alta médica.

El 4 de febrero, alrededor de las 4:35 a.m., los oficiales respondieron a un tiroteo cerca de la cuadra 9200 de Otter Creek Drive. La investigación indicó que la víctima se enfrentó a dos sospechosos que irrumpieron en el vehículo de su esposa. Los sospechosos blandieron un arma de fuego y luego se alejaron en un Toyota Camry blanco, pero luego volvieron en círculos y dispararon múltiples rondas a la víctima mientras estaba sentado en su vehículo. La víctima no resultó herida, pero su vehículo recibió varios impactos de bala.

Minutos más tarde, oficiales respondieron a un robo a mano armada cerca de la cuadra 11400 de Clems Branch Drive. Una vez en la escena, pudieron determinar que un Toyota Camry blanco se detuvo detrás del vehículo de la víctima. Un sospechoso salió del auto, se puso una máscara y apuntó con un arma de fuego a la víctima. Se produjo un intercambio de balas ya que la víctima estaba armada. El sospechoso huyó de la escena.

Alrededor de las 4:56 am, los agentes identicaron un Toyota Camry blanco que coincidía con la descripción del vehículo sospechoso en los dos casos anteriores e iniciaron una parada de tráfico. El conductor se negó a detenerse y se inició la persecución policial que concluyó cuando el automóvil chocó contra un árbol en Bevington Place. El conductor, un delincuente adolescente convicto fue llevado al hospital con lesiones que no ponen en peligro la vida. El vehículo había sido reportado robado el 29 de enero cerca de la cuadra 900 de Carrington Drive.

Poco después de las 6:30 am, mientras los oficiales de la División Sur estaban trabajando para identificar al segundo sospechoso, fueron avisados de un tiroteo cerca de la cuadra 14500 de Myers Mill Lane. Al llegar encontraron a un joven de 17 años con una herida de bala que no amenazaba su vida.

De acuerdo a la investigación policial, se pudo determinar que el menor tomó las llaves que pertenecían a la víctima y intentó robar su vehículo. En ese momento el esposo de la víctima salió de su residencia y comenzó a pelear con el sospechoso. Los vecinos, algunos de ellos armados, salieron de su residencia y ordenaron al sospechoso que soltara su arma. Ante la resistencia, uno de los vecinos descargó su arma e hirió al sospechoso, que quedó retenido por los vecinos hasta la llegada de la policía.  El menor fue transportado al hospital con lesiones que no ponen en peligro la vida.

Ambos sospechosos están bajo tratamiento médico y una vez que tengan el alta, serán arrestados por CMPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *