Charlotte.- Después de casi cuatro años de construcción, los carriles adicionales pagados de la Interestatal 77 al norte de Charlotte, construidos por la empresa española Cintra, comenzaron a operar en su totalidad a las 8 de la noche del sábado 16 de noviembre.

Los carriles expresos de la I-77 empezaron a funcionar en un tramo de 26 millas, desde la autopista estatal 150 en Mooresville hasta la Interestatal 277 en el Uptown de Charlotte.

Compañía española

Los carriles de peaje opcionales están siendo operados por la compañía privada, I-77 Mobility Partners, subsidiaria de Cintra, que ha estado a cargo del proyecto de 647 millones de dólares.

La compañía contratista financió y edificó los carriles y los administrará en una asociación público-privada con el Departamento de Transporte de Carolina del Norte (NCDOT).

La construcción de los carriles expresos comenzó en noviembre de 2015, y se esperaba que todo el proyecto comenzara a funcionar a finales de 2018, pero el clima, retrasos en la construcción y cambios en los planes aplazaron la operación hasta noviembre de 2019.

De acuerdo con las autoridades de transporte del estado, la construcción de puentes y rampas, demoró la terminación del proyecto.

Millones de viajes

No obstante, en el verano de este año, fue puesta en funcionamiento una sección de 15 millas de los carriles  expresos entre Mooresville y Huntersville.

“Desde que el  I-77 Express abrió sus puertas el 1 de junio en el área del lago Norman, más de 2,7 millones de viajes han sido realizados en los carriles expresos por más de 515 mil vehículos diferentes”, dijo Javier Tamargo, presidente de Mobility Partners.

“I-77 Express agrega una opción de viaje a un corredor interestatal clave y un nuevo componente a la red de transporte integral de la región de Charlotte “, anotó Tamargo.

Los conductores pueden tomar un paseo virtual de las líneas de peaje en el sitio de internet www.i77express.com.

Comprar pase

Para los cobros por hacer el recorrido por los carriles de paga, los automovilistas tendrán que adquirir un pase con un trasponder, que identificara que el vehículo ha adquirido un Quick Pass de Carolina del Norte.

Los trasponders pueden adquirirse en el enlace https://www.ncquickpass.com o visitando la oficina de NC Quick Pass en el 8015 West W.T. Harris Blvd.

Información adicional, se puede obtener en I77Express.com.

Si no se obtiene el trasponder, y se usan los carriles pagos los automovilistas recibirán una factura por correo, que tendría un cargo adicional de 35 por ciento.

Los carriles expresos corren adyacentes a los carriles de uso general existentes.

Los tradicionales carriles regulares gratuitos, no tendrán costo.

“El número sigue siendo el mismo”, dijeron las autoridades de transporte.

Proyecto controversial

El proyecto de los carriles expresos fue aprobado por Organización Regional de Planeación de Transporte de Charlotte (CRTPO) en 2007.

El 20 de mayo de 2015, funcionarios estatales firmaron un documento de 900 páginas con Cintra para la construcción del proyecto, con una cláusula de 50 años de duración.

Previamente, en 2012 se constituyó el grupo Widen I-77 de oposición al proyecto, que lanzó una campaña feroz de rechazo al trabajo de la empresa española desde que comenzó la construcción de los carriles expresos a finales de 2015.

En mayo de 2016 se formó el grupo I-77 Business Plan en contra de los carriles pagados.

Tras las elecciones de 2016, la derrota del gobernador republicano Pat McCrory en los comicios fue atribuida en parte a su apoyo a la construcción de los carriles expresos.

Cuando el proyecto se lanzó en 2014, el Departamento de Transporte de Carolina del Norte (NCDOT) afirmó que el proyecto, de construcción de las líneas expresas, de 26 millas de longitud, generaría entre 15 mil y 20 mil empleos, y entre 50 y 100 empresas se beneficiarían como contratistas.