Charlotte. – El expresidente Donald Trump fue ovacionado el sábado por los 1,200 asistentes a la Convención Republicana de Carolina del Norte que se efectuó en Greenville, en el este del estado.

90 minutos

El discurso del exmandatario, que se extendió durante hora y media, fue transmitido en directo por la cadena de asuntos públicos C-Span, en lo que representó la segunda aparición pública de Trump, desde que dejó la Casa Blanca, luego de perder las elecciones.

A fines de febrero, Trump pronunció el discurso de apertura anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida.

Su visión

“Mientras nos reunimos esta noche, nuestro país está siendo destruido ante nuestros propios ojos”, dijo Trump en la apertura de su alocución en la conferencia republicana norcarolina.

“Es maravilloso estar de regreso en Greenville con tantos orgullosos patriotas de Carolina del Norte que aman a nuestro país, apoyan a nuestro ejército, respetan a nuestra policía, honran nuestra bandera y siempre ponen a Estados Unidos en primer lugar”, aseveró el exmandatario.

No reconoce la derrota

Durante su intervención Trump insistió en que los comicios de 2020 le fueron robados, pese a haber sido derrotado ampliamente en el voto popular y en los sufragios del Colegio electoral.

También dedicó palabras contra el doctor Anthony Fauci, China, la enseñanza acerca del racismo en las escuelas del presidente Joe Biden, condenando su política migratoria.

El exmandatario se autoelogió por los supuestos logros de su administración: el desarrollo de la vacuna del COVID-19, el ascenso de Wall Street, la construcción del muro fronterizo y la reducción de la inmigración y su dura postura contra Irán y China.

Al comenzar su discurso, Trump saludó a varios funcionarios de elección popular, incluyendo a los representantes federales a la Cámara, Dan Bishop, Virginia Foxx, Madison Cawthorn y el vicegobernador Mark Robinson.

Contra McCrory

El expresidente apoyó al representante estadounidense Ted Budd, uno de los cinco republicanos que compiten por el escaño que ocupa el senador saliente Richard Burr, después de que su nuera Lara Trump, dijo públicamente que no se postularía para las elecciones de 2022.

Budd es miembro del conservador House Freedom Caucus y estuvo entre los 147 republicanos de la Cámara de Representantes que votaron en contra de certificar el resultado de las elecciones de 2020 el 6 de enero.

En una evidente referencia al exgobernador de Carolina del Norte y exalcalde de Charlotte, Pat McCrory, quien se postuló para lograr la nominación republicana al Senado, Trump dijo “No se puede elegir a personas que ya han perdido dos carreras”.

Las representantes minoritarias

Trump dedicó un espacio de su tiempo a las congresistas demócratas, Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib e Ilhan Omar.

Omar, nacida en Somalia, fue objeto del estribillo repetido de los asistentes; “regrésenla” (send her back).

Los partidarios de Trump se reunieron temprano afuera del Centro de Convenciones de Greenville, con banderas de “Trump 2020”, “Trump 2024: Volveré” y gorras de “Trump ganó”.

A pesar de su derrota en 2020 y sus teorías de conspiración, Trump sigue siendo el republicano más popular e influyente del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *