Charlotte, sep 7.- Un hombre que resultó herido en un tiroteo en Charlotte, donde murió un niño hispano de 7 años, logró salvar su vida y la de su bebé de 18 meses al esconderse detrás de un automóvil. Otras tres personas resultaron heridas en el incidente que ocurrió la noche del sábado mientras se celebraba una fiesta infantil en una casa ubicada a la altura 6800 de la calle Fieldvale Place, al suroeste de la ciudad.

Santos, como pidió ser identificado, contó a Qué Pasa que se encontraba recogiendo dulces del piso cuando escuchó los disparos, que según las investigaciones preliminares habrían provenido de una casa vecina.

"Corrí y me refugie detrás de un automóvil, para proteger a mi hija. Fue todo muy rápido no puede alcanzar a ver de dónde venían los disparos. Pero una de las personas que se encontraban en la calle, pudo ver que los fogonazos venían de un descampado ubicado en la casa de enfrente de donde estábamos celebrando’’, dijo Santos, un inmigrante de Honduras, quien recibió una herida de bala en la espalda.

De acuerdo a testigos, los disparos comenzaron cuando un grupo de adultos y niños se encontraban recogiendo dulces tras romper una piñata. Este fatal suceso causó la muerte Kevin Antonio Calderón Rodas de 7 años.

‘‘Después de que pasó el tiroteo, vino la ambulancia y se llevó a Kevin, quien sangraba mucho. En se momento sentí algo en mi espalda, por lo que también me llevaron al hospital. Los médicos me dijeron que tenía una bala’”, agregó el hombre que se afectó al pensar que podría haber sido su pequeña hija la herida por los disparos.

En el siguiente video proporcionado por Santos a Qué Pasa se puede ver a los niños, entre ellos al pequeño Kevin, rompiendo la piñata antes del fatal tiroteo.

Tras la balacera oficiales del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD), realizaron sin éxito una intensa búsqueda para dar con el posible o los posibles autores de los disparos.

Aún el CMPD desconoce el motivo del tiroteo, por lo que piden que cualquier persona con información sobre el hecho debe comunicarse a la línea de Crime Stoppers al teléfono (704) 334-1600.

En la foto el pequeño Kevin junto a su mamá Gladys Amaya

Con información de Claudio Bonus