Raleigh.- Los hispanos que se sientan discriminados al comprar o rentar una vivienda pueden presentar una queja con el gobierno federal sin importar su estatus migratorio, afirmó Gustavo Velásquez, secretario asistente para Vivienda Justa e Igualdad de Oportunidades del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD).

“Es importante que la gente sepa que si sienten que fueron discriminados por ser latinos, pueden poner una queja con el departamento federal de vivienda y que nosotros investigaremos”, dijo Velásquez en una entrevista con Qué Pasa tras participar en la Conferencia Anual de Vivienda Justa, en Raleigh el 10 de abril.

“No importa que estatus migratorio tenga la persona, no importa si no tiene papeles, la ley lo protege, tiene derecho a que se haga una investigación”, añadió Velásquez.

El funcionario federal indicó que las quejas incluso pueden ser anónimas, en español y presentarse por internet.

“Puede ser que haya muchas instancias locales donde la leyes ponen restricciones, pero en el gobierno federal no existe eso. Si el estado o la ciudad donde viven les esta pidiendo documentación pueden ir a la oficina local de HUD o nuestra página de Inernet y denunciar. Hay investigadores que hablan en español para asistirles”, dijo Velásquez.

“Hay que conocer nuestros derechos de vivienda justa, desgraciadamente aunque ha habido avances en cuanto a que se respete el derecho de las personas al comprar o rentar una casa, todavía vivimos mucha discriminación”, añadió el funcionario que fue el orador principal en la conferencia organizada por el Proyecto de Vivienda Justa de Carolina del Norte y la Junta de Vivienda Justa de la ciudad de Raleigh.