Charlotte.- El centro de detención donde envían a los inmigrantes de Carolina del Norte en proceso de deportación, es el líder en el país por muertes relacionadas con el COVID-19.

Existen más de 120 reclusorios que trabajan con el gobierno federal para mantener detenidos a personas indocumentadas y ninguno registra tantos casos de decesos por COVID-19 como el Centro de Detención Stewart en Georgia.

De acuerdo con estadísticas proporcionadas por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), en Stewart han muerto cuatro internos tras contagiarse de coronavirus, mientras que todos los otros centros de detención de inmigrantes en el país juntos suman cinco casos.

La cifra de reos actualmente infectados en Stewart también es la más grande a nivel nacional, con un total de 59 reos infectados cuando se publicaron estas cifras el 4 de febrero.

El segundo lugar en este ramo lo ocupa el centro de detención Aurora en Colorado con 49 enfermos de COVID-19 dentro de sus celdas, seguido del Centro Correccional La Palma en Arizona, con 35 contagios confirmados la semana pasada.

Precisamente el reclusorio de La Palma, localizado una hora al sureste de Phoenix en el poblado de Eloy, vence a Stewart en el número total de casos confirmados de COVID-19 entre sus prisioneros desde que comenzó la pandemia hace un año, con 560 enfermos. El centro de detención donde envían a los indocumentados de Carolina del Norte ha documentados 481 contagios, según las estadísticas de ICE.

El último deceso de inmigrantes apresados en Stewart fue Felipe Montes, de 57 años, quien murió en un hospital de Georgia pasada la medianoche del 30 de enero. Según un comunicado emitido por la agencia federal que buscaba su deportación, la muerte se debió a un paro cardiopulmonar, una complicación del COVID-19.

Montes fue internado en Stewart el 28 de enero del año pasado y el 10 de enero fue enviado al hospital, tras mostrarse enfermo de gravedad. El mexicano solamente duró en el centro de detención dos semanas.

A nivel nacional, a finales de enero había 14775 personas bajo detención de ICE de los cuáles 92106 recibieron la prueba de COVID-19 y 500 arrojaron un resultado positivo. La cifra de inmigrantes encerrados en alguno de estos 122 centros de detención que se han enfermado de COVID-19 es de 9262, hasta finales de la semana pasada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *