Quito.- El candidato conservador Guillermo Lasso ha dado la sorpresa en Ecuador, al ganar a su oponente correísta Adrés Arauz, mientras que en Perú ha sido el ultraizquierdista Pedro Castillo el elegido para pasar a una segunda vuelta electoral en la que probablemente se medirá con la derecha.

El triunfo de Lasso rompe el giro a la izquierda en Latinoamérica experimentado en Argentina y Bolivia, país en el que también se celebró el fin de semana la segunda vuelta de los comicios en cuatro departamentos, con la que se cierra un complicado y largo proceso electoral.
 

Laso le da la vuelta a los pronósticos

Con el 98,50 % de las actas escrutadas de las elecciones presidenciales del domingo, Lasso se ha declarado ganador al sumar el 52,5 % del favor del electorado, frente al candidato del correísmo, Andrés Arauz, que ha obtenido el 47,50 %.

El resultado arroja un voto nulo del 16,29 %, porcentaje sin precedentes en el país y que parece responder al factor Yaku Pérez, el excandidato indigenista que pidió a sus simpatizantes ese sufragio.

El claro triunfo de Lasso ha sido una gran sorpresa en Ecuador, después de que Arauz ganara en la primera vuelta celebrada el 7 de febrero, por una diferencia de casi 13 puntos porcentuales.

El heredero político del expresidente Rafael Correa, ha reconocido la victoria de su contrincante al que ha llamado para felicitarle.

Lasso, de 65 años, consigue llegar a la Presidencia en su tercer intento, dando un vuelco a la política de un país que no veía un Gobierno derechista desde antes de 2003.

“Los ecuatorianos han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos catorce años en Ecuador”, manifestó desde el palacio de convenciones en Guayaquil, al declararse vencedor de las elecciones.

 

Perú entre la ultra izquierda y la derecha

En Perú, el primer avance del cómputo oficial de votos en las elecciones presidenciales del domingo confirmó al ultraizquierdista Pedro Castillo como el candidato más votado, con un puesto asegurado en la segunda vuelta electoral.

De acuerdo con esos primeros resultados, su contrincante será uno de los candidatos de la derecha: Hernando de Soto (derecha neoliberal), el ultraderechista Rafael López Aliaga de Renovación Popular, o la heredera del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori.

Castillo, un maestro y líder de una facción radical del sindicato de profesores, aseguró a sus seguidores, tras reconocer los resultados electorales, que “el cambio y la lucha recién comienzan” en Perú y reafirmó su compromiso en establecer una alianza con “el mismo y verdadero pueblo peruano” para preservar sus raíces.

Su discurso radical y populista plantea propuestas como un “Estado socialista”, una ley que “regule los medios de comunicación” o destinar un 10 % del producto interior bruto (PIB) a educación, cuando todo el presupuesto público del Gobierno apenas es el 14 % del PIB.

En esta jornada, en la que estaban convocados más de 25,2 millones de electores, se registró una participación ciudadana de 73,89 %.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *