Raleigh.- Organizaciones proinmigrantes y abogados pidieron a los jóvenes con DACA, cuyos permisos de trabajo vencen entre el 5 de septiembre de 2017 y 5 de marzo de 2018, a actuar con celeridad y presentar la renovación al programa antes del 5 de octubre, plazo que dio el gobierno tras la cancelación de la Acción Diferida.

El pasado 5 de septiembre el gobierno de Trump decidió dejar sin protección a casi 800 mil jóvenes inmigrantes, de ese grupo 27,385 son de Carolina del Norte.

“Les pedimos a los jóvenes que si pueden renovar su permiso de trabajo no esperen hasta el último momento para hacerlo. Es importante que actúen lo más rápido que puedan”,  recomendó  el abogado de inmigración  Nigel A Edwards. Un llamado similar hizo Raúl Pinto abogado del Centro de Justicia de Carolina del Norte.

“Sabemos que lamentablemente algunas veces hay impedimentos económicos o  de acceso a ayuda legal a este tipo de aplicaciones, pero lo deben hacer ahora porque si no, se arriesgan a perder la protección de manera permanente si el Congreso (federal) no actúa para hacer un arreglo a la situación”, sostuvo Pinto cuya organización de asesoría legal gratuita para las renovaciones.

Según el  portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, David Lapan hay un total de 154 mil “dreamers” cuyos beneficios expiran antes del periodo de tregua.

Sin embargo,  los  “dreamers” cuyos beneficios caducan después del 5 de marzo de 2018 y que no presentaron la solicitud de renovación antes del anuncio de la cancelación de DACA, no podrán hacerlo más.

“Lamentablemente para las personas cuyos permisos vencen después del 5 de marzo la única esperanza es que el congreso apruebe una ley que los proteja o mejor aún que les de camino a una residencia y eso sería el Dream Act”, sostuvo Edwards quien confía en que exista una voluntad política para amparar a los jóvenes quienes fueron traídos de niños a los Estados Unidos.

Evaluar otras opciones
Pinto recomendó que los soñadores evalúen con la asesoría de un abogado otros alivios migratorios a los que posiblemente puedan aplicar.

“Es importante que un abogado de inmigración se siente con la persona afectada y haga un análisis de su caso”, señaló Pinto, quien además recordó que los notarios no son una fuente de consulta.

Pedir asesoría legal
Para la abogada Irena Como de la Unión Americana de Libertades Civiles de Carolina del Norte (ACLU-NC) los jóvenes deben hacer consultar con un abogado si tienen  dudas y antes de tomar cualquier decisión.

“Deben buscar ayuda legal si tienen preguntas sobre los permisos de trabajo o el “Advance Parole”  porque podrían no poder dejarlos entrar al país otra vez aun cuando tenga un permiso válido”, indicó Como.

Con la eliminación de DACA, el gobierno de Trump también canceló la aprobación de permisos para viajar al extranjero. De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), cualquier solicitud pendiente no será procesada por el DHS, que deberá devolver el dinero pagado por el proceso.

Evitar problemas
La abogada Como hizo hincapie que las personas con DACA no deben involucrase en asuntos con la justicia.

“Hay que tratar de evitar los asuntos penales. Cualquier arresto o cargo lo pueden poner en riesgo con las autoridades de inmigración”, señaló.

Mientras que para el abogado Esteban Díaz “cualquier persona con DACA que tenga un delito menor podría estar en peligro de deportación bajo las nueva políticas del presidente Trump” que fueron anunciadas en febrero de este año.

Reportar
El Centro de Justicia y ACLU-NC están trabajando para proteger a los soñadores y a sus familias ante cualquier consecuencia de la eliminación del programa.

Pinto señaló por ejemplo que en la escuelas públicas no debería haber problemas en la registración de estudiantes con DACA.

“No deberían tener ningún tipo de efecto que las personas pierdan su Acción Diferida. La educación es un derecho constitucional y por ende las escuelas no deberían estar preguntando a los estudiante sobre DACA”, dijo Pinto.

Otro aspecto podría ser el pedido de un empleador para que un trabajador muestre su autorización de Trabajo.

“Se requiere que un empleador vuelva a verificar la elegibilidad laboral de un trabajador sólo cuando la información que el empleado proporcionó en el formulario I-9 indica su trabajo autorización está a punto o ha expirado. Un empleador no puede únicamente hacer ese pedido únicamente si el empleado parecen ser extranjero”, señala un documento informativo elaborado por el Centro de Justicia.