Charlotte.- Un nuevo reporte del Centro de Información de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse de Nueva York muestra que durante el primer trimestre del año fiscal 2020,  de octubre a diciembre de 2019, una de cada seis de las 57,182 audiencias finales de la Corte de Inmigración que terminaron los casos de inmigrantes se realizaron por video,  el 17 por ciento.

“De hecho, esta cifra puede ser inferior al  uso real de las audiencias de video, dadas las limitaciones aparentes en los datos”, señaló TRAC.

Los registros de las cortes indican que las audiencias en video fueron  mucho más probables si los inmigrantes estuvieran detenidos.

Tres de cada cuatro audiencias del calendario maestro de detenidos en los que se llegó a una decisión se llevaron a cabo por video, el 77 por ciento.

Más del cuarenta por ciento 44 por ciento de las audiencias que involucraban miedo creíble y razonable en las que se llegó a una decisión también se llevaron a cabo por video.

Y cuando se llegó a una decisión sobre la concesión de fianzas, una de cada tres audiencias de custodia se realizó por video, el 34 por ciento.

Las probabilidades de una audiencia por video fueron más bajas para audiencias individuales programadas para escuchar las solicitudes de asilo u otro reclamo de alivio de expulsión
El Centro de Procesamiento de Servicios de Houston encabezó la lista con el mayor número registrado de audiencias de video durante el último trimestre.

Prácticamente todas sus 818 audiencias fueron por video.

La segunda mayor cantidad de audiencias en video se realizó en el Centro de Detención del Condado de Polk en Texas.

La tercera mayor cantidad registrada de audiencias en video se realizó con inmigrantes detenidos en la Corte de Chicago.

Sorprendentemente, las ubicaciones de audiencia de MPP, que corresponden a los inmigrantes que fueron trasladados a México, no aparecieron con cifras altas.

Las cifras del  informe de TRAC fueron compiladas a partir de los registros judiciales obtenidos a través de una serie de solicitudes de la Ley de Libertad de Información por TRAC a la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR). Desafortunadamente, a pesar del uso de video en audiencias realizadas en las llamadas ciudades de carpas como parte del programa MPP (Permanecer en México), esas audiencias generalmente no se identificaron como audiencias de video en estos registros judiciales.

Los datos de la Corte de Inmigración de Charlotte señalan que prácticamente no hubo uso del servicio de video por los cuatro jueces en el primer trimestre del año fiscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *