Raleigh.- La fuerza de la naturaleza puede ser incontrolable y los huracanes en Carolina del Norte, son una amenaza que comienza en las próximas semanas.

La temporada de huracanes se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre. La semana pasada, las autoridades locales motivaron a la población para prepararse en todos los sentidos.

En ese sentido el gobernador Roy Cooper recordó que “Carolina del Norte es propensa a los impactos de huracanes, tormentas tropicales y otras condiciones climáticas severas” y aseguró que “es importante estar preparado teniendo un plan de emergencia familiar y kit de emergencia, que ayudará a sobrevivir a los impactos de una tormenta y recuperarte más rápido”.

Plan de emergencias

El plan de emergencia es fundamental para que todos los miembros de la familia sepan qué hacer en caso de la llegada de un huracán.

Este plan debe incluir acciones no solo para los momentos de emergencia, sino para las horas previas a la llegada de un huracán y los días posteriores.

El plan debe considerar detalles sobre cómo y dónde podrían evacuar, proponer un lugar de reunión y un número de teléfono de algún familiar o amigo con quien comunicarse. 

Todos los miembros de la familia deben conocer los detalles del plan de evacuación, a dónde dirigirse ya sea con familiares o amigos, o en su defecto un hotel fuera la zona afectada. 

Las autoridades recuerdan que quedarse en un refugio público debe ser el último recurso, no su plan principal. 

August Vernon, Director de Manejo de Emergencias del Condado de Winston-Salem/Forsyth, pide a las familias que se aseguren que “toda la información del plan esté actualizada”.

Además, recomienda hablar “con sus vecinos sobre sus planes, especialmente aquellos que puedan necesitar asistencia, como las personas mayores. Discuta cómo pueden ayudarse unos a otros para que todos estén a salvo”.

“Tómese el tiempo para practicar su plan de emergencia para que todos sepan a dónde ir y a quién contactar cuando ocurra un desastre, dijo Vernon. 

Pólizas de seguros y documentos importantes

Es necesario que las personas coloquen en un lugar de fácil acceso sus documentos personales, así como las pólizas de seguros.

“Estar preparado también incluye tener un seguro contra inundaciones, que normalmente no es parte del seguro del propietario”, explica Will Ray, Director de Manejo de Emergencias de Carolina del Norte.

De esta manera, reúna todos los documentos importantes de los miembros de la familia en un sobre seguro y que sea repelente al agua.

Ahí coloque una copia de la licencia de conducir, pólizas de seguro, registros médicos e información de cuentas bancarias. Este sobre debe estar a la mano por si hay que salir rápido ante una amenaza inminente. 

“Si su plan y equipo están actualizados, eso le da tiempo suficiente para mitigar el daño a su hogar o negocio al tomar algunas medidas de sentido común, como podar árboles, cubrir ventanas, asegurar artículos sueltos al aire libre y más”, señala August Vernon.

Así, para evitar pérdidas irreparables, “se recomienda encarecidamente a todos los habitantes de Carolina del Norte que desarrollen un plan de emergencia”, dice Will Ray.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.