Raleigh.- Los legisladores republicanos de Carolina del Norte no lograron anular el veto del gobernador Roy Cooper para un proyecto de ley que plantea sanciones para médicos y profesionales de la salud que “no brinden la atención médica necesaria a un bebé nacido vivo durante un aborto”.

El presidente de la Cámara de Representantes, Tim Moore convocó una votación el miércoles sobre el proyecto de ley SB 359, también conocida como la “Protección de Sobrevivientes del Aborto”. Los legisladores debatieron durante más de una hora antes de votar 67 en apoyo y 53 en contra, lo que significa que el esfuerzo no logró obtener la mayoría absoluta necesaria para anular el veto del gobernador.

La propuesta denominada parte de la premisa que “si un aborto da como resultado el nacimiento de un bebé vivo, el bebé es una persona legal para todos los propósitos bajo las leyes de Carolina del Norte y tiene derecho a todas las protecciones de dichas leyes”. Por ello, sostiene,  el médico o personal de salud deben “ejercer el mismo grado de destreza profesional, cuidado y diligencia para preservar la vida y la salud del niño”.

Además considera sanciones punitivas, para los doctores y otros profesionales de la salud que incumplan con lo requerido, desde un delito mayor hasta una acusación de asesinato, así como el pago de una multa de $250,000.

Tanto Cooper como defensores del derecho a la justicia reproductiva, sostienen que la práctica que describe la SB 359, no existe y lo que hace es interferir entre los médicos y sus pacientes.

Reacciones

La decisión de los demócratas de no apoyar la intenciones republicanas fue saludada por la Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) de Carolina del Norte.

“El Gobernador Cooper hizo lo correcto cuando vetó este proyecto de ley peligroso, y nos alegra que nunca entrará en vigencia. La SB359 no tenía nada que ver con cómo funciona realmente el cuidado del aborto y todo lo relacionado con difundir mentiras y desinformación, dijo  Susanna Birdsong, asesora principal de políticas de la ACLU_NC. “El esfuerzo fallido de hoy para anular el veto del gobernador representa otra derrota para los legisladores extremistas cuya agenda final es empujar la atención del aborto fuera del alcance de todos los habitantes de Carolina del Norte”.

De acuerdo con el representate Pat MCElraft  sostuvo que esperaba eu Carolina del Norte “no sea Nueva York, que incluso si los jueces liberales bloquean las limitaciones del aborto tardío, no permitiremos que los niños vivos que respiran solos fuera del útero, con los ojos abiertos y las pequeñas extremidades moviéndose, queda por morir en este estado”.

Por su parte, Moore dijo que esperaba que la decisión de un juez de eliminar las limitaciones estatales al aborto luego de cinco meses todavía se apelara para proteger a los niños nacidos vivos.

“Esto es completamente diferente de los proyectos de ley en Alabama y Misuri: esta legislación no tiene disposiciones con respecto a los procedimientos de aborto antes del nacimiento y solo protege a los habitantes de Carolina del Norte después de que nazcan vivos y sobrevivan, respirando por su cuenta”, dijo Moore el miércoles.