person holding thermometer
Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Raleigh.- El COVID-19 no es la única enfermedad de la que debemos cuidarnos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS, por sus siglas en inglés), dio cuenta del primer fallecimiento por influenza de un adulto que reside en la parte occidental del estado.

De acuerdo con el reporte de prensa, esta persona murió debido a complicaciones de la influenza durante la segunda semana de diciembre.

“La persona dio positivo por influenza y negativo por COVID-19. Para proteger la privacidad de la familia, no se divulgará la ciudad natal, el condado, la edad ni el sexo de la persona”, informaron.

“Este es un triste recordatorio de que la gripe puede ser una enfermedad grave y puede provocar complicaciones e incluso la muerte en algunos casos”, declaró el epidemiólogo estatal Zack Moore.

“Con el aumento de los casos de influenza y la pandemia de COVID-19 en curso, es más importante que nunca que las personas se vacunen contra la influenza este año, así como una vacuna de COVID-19 o de refuerzo si aún no lo han hecho”, remarcó.

 Si bien los casos y muertes por influenza fueron históricamente bajos durante la temporada de 2020-2021, el número de muertes por este virus reportadas en Carolina del Norte varió de 186 a 391 durante las cinco temporadas anteriores.

Actualmente, Carolina del Norte está experimentando más actividad de gripe que en cualquier otro momento desde que comenzó la pandemia de COVID-19 en marzo de 2020.

 “Desafortunadamente, los casos de COVID-19 están aumentando en medio de la temporada de gripe, lo que genera una demanda aún mayor de camas de hospital de nuestro estado”, dijo el subsecretario en jefe de salud, Kody Kinsley.

“Es importante recibir la vacuna COVID-19 y la vacuna contra la gripe lo antes posible, y recibir su refuerzo cuando sea elegible, para protegerse a sí mismo y a su familia y preservar la capacidad de camas de hospital para emergencias”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacunación contra la influenza todos los años para todas las personas de 6 meses en adelante.

Síntomas

Los síntomas de COVID-19 y la gripe son similares, así que consulte con un médico acerca de hacerse la prueba de la gripe y / o COVID-19. Los síntomas de la gripe incluyen: Fiebre, tos y / o dolor de garganta, nariz congestionada o que moquea, dolores de cabeza y / o dolores corporales, escalofríos, fatiga, náuseas, vómitos y / o diarrea (más común en niños).

Tome precauciones

En Carolina del Norte, las infecciones por influenza son más comunes desde fines del otoño hasta principios de la primavera y la actividad suele alcanzar su punto máximo en enero o febrero. Se deben tomar las siguientes precauciones para protegerse contra la propagación de la gripe, COVID-19 y otros virus:

  • Cubrirse la cara con la nariz y la boca, esperar a una distancia de 6 pies y lavarse las manos con frecuencia puede ayudar a retrasar la propagación del COVID-19 y la gripe.
  • Cubra la tos y los estornudos con un pañuelo y luego deseche el pañuelo de inmediato.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo, excepto para buscar atención médica o pruebas y tomar medidas para evitar transmitir la infección a otras personas en su hogar, que incluyen:
  • Quedarse en una habitación separada de otros miembros del hogar, si es posible
  • Usar un baño separado, si es posible
  • Evitar el contacto con otros miembros del hogar y mascotas.
  • No compartir artículos domésticos personales, como tazas, toallas y utensilios.
  • Usar una máscara cuando esté cerca de otras personas, si puede

Las vacunas salvan vidas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que la vacunación es la mejor manera de prevenir la infección por gripe. También puede hacer que la enfermedad sea más leve para quienes contraen la gripe, por lo que es especialmente importante para quienes tienen un mayor riesgo de sufrir resultados más graves, como las personas mayores de 65 años, los niños menores de 5 años, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones médicas, como como asma, diabetes, enfermedades cardíacas y obesidad.

Las vacunas contra la influenza están disponibles en hospitales, farmacias, consultorios médicos privados, algunos centros de atención médica calificados a nivel federal y departamentos de salud locales.

No dude en llamar al médico

Si tiene gripe debe comunicarse con su médico de inmediato para ver si necesita tratamiento con un medicamento antiviral recetado. El tratamiento temprano con un medicamento antiviral puede ayudar a prevenir que las infecciones por influenza se agraven. Este tratamiento es especialmente importante para los pacientes hospitalizados, las personas con enfermedad grave de la gripe y aquellos que tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe según su edad o estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *