Raleigh.- Los inmigrantes indocumentados de Carolina del Nortes que tengan síntomas del nuevo coronavirus COVID-19 deben acudir sin miedo a las pruebas para diagnosticar esta enfermedad por que no se les pedirá un número de seguro social.

Así lo indicó el viernes Mark Benton asistente de la Secretaría de Salud Pública de Carolina del Norte (NCDHHS) durante una conferencia con medios y organizaciones latinas.

Ante el cuestionamiento que a algunos inmigrantes se le solicitó el seguro social, Benton dijo que “podría haber sido para conocer la identidad de la personas” pero, que no se trata de un requisito. “Pueden ir sin miedo”, señaló.

Benton además indicó que el estado cuenta con suficientes recursos para realizar la pruebas del COVID-19 que hasta el momento han causado más de 20 muertes y superado los 2,000 casos positivos.

El funcionario del NCDHSS, señaló que se han puesto en contacto con algunas fábricas para que produzcan artículos como hisopos que son usados para los test.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *