Raleigh, 22 de junio de 2016.- Un proyecto de ley que nada tenía que ver con inmigración se convirtió esta semana en una propuesta antiinmigrante que busca impedir que las fuerzas del orden acepten formas de identificación alternativas como los FaithAction ID que se están emitiendo en diversas ciudades de nueve condados de Carolina del Norte.

El proyecto de ley HB 100, presentado el año pasado por el republicano George Cleveland, originalmente planteaba que las cortes estatales guarden los registros de las personas que se excusaron de formar parte de jurados en los procesos judiciales.

Pero el martes 21, durante el debate de la propuesta en el Comité Judicial II del Senado, se le añadió una enmienda para incluir una sección de la propuesta SB 868 del republicano Norman Sanderson, el cual plantea eliminar una enmienda que permite a las agencias policiales aceptar los ID comunitarios.

El proyecto SB 868 se encuentra en el Comité Judicial II del Senado desde el 11 de mayo, pero no había sido escuchado en ese grupo de trabajo legislativo hasta ahora.

El texto añadido a la propuesta HB 100 establece que las ciudades, condados y agencias policiales que inclumplan con el mandato de no aceptar formas de identificación que no son emitidas por el estado, no podrán recibir algunos fondos estatales durante el año fiscal posterior a la fecha en la que se determinó dicha violación a la ley.

Si los municipios, condados o agencias del orden incumplen con demostrar que están cumpliendo con la ley en un plazo de 60 días, la penalidad de no recibir fondos estatales se ampliará automáticamente por un año fiscal adicional, de acuerdo con el proyecto.

La propuesta crea además un procedimiento para que cualquier persona pueda reportar ante la oficina del Fiscal General del estado cuando una agencia policial o autoridad local o municipal está violando la ley al aceptar las identificaciones que no son reconocidas oficialmente bajo la ley estatal.

La nueva versión del proyecto HB 100 fue aprobada en el comité Judicial II y por la tarde fue enviada al Comité de Apropiaciones y Presupuesto del Senado. 

La maniobra, sin embargo, les ha permitido ahorrar tiempo a los republicanos que están intentando anular la enmienda referida a los ID comunitarios ya que la propuesta HB 100 ya fue aprobada el año pasado en la Cámara de Representantes por lo que de recibir el visto bueno del Senado, prácticamente se convertiría en ley.

El senador Sanderson declaró durante el debate del martes en el Comité Judicial II del Senado, que urgía incluir la medida dentro del proyecto HB 100 porque existe una “epidemia” de identificaciones en el estado a consecuencia de la enmienda a la ley HB 318 aprobada el año pasado.

Dicha ley prohibió a las agencias estatales aceptar documentos consulares e identificaciones no gubernamentales, pero una anmienda añadida al final de la pasada sesión Legislativa excluyó de esa obligación a las agencias del orden en el estado.

Además de los proyectos SB 868 y el HB 100, hay otro proyecto en la Cámara de Representantes, el HB 1060, patrocinado por el republicano Cleveland, que plantea también la anulación de la enmienda que permite a las fuerzas policiales admitir los ID comuniarios como el Faith ID.