Fayetteville, N.C. – Una mujer embarazada y el hombre acusado de agredirla se encuentran en estado crítico después que la policía disparó al sospechoso el martes en una casa en Fayetteville.

Según la policía de Fayetteville, una mujer llamó al 911 antes de las 9 a.m. para decir que estaba retenida contra su voluntad en una vivienda ubicada en la cuadra 800 de Greenleaf Drive.

La policía tuvo que forzar la puerta para ingresar a la casa, según la Jefa de Policía Gina Hawkins.

Dentro de la residencia, vieron a un hombre con un arma parado sobre la mujer embarazada, quien había sido apuñalada. Cuando el sospechoso no obedeció las órdenes de la policía, recibió un disparo. Tanto la víctima, de 30 años, como el sospechoso fueron trasladados al hospital en estado crítico.

La policía inicialmente dijo que el sospechoso había sido asesinado, pero luego le informó a WRAL News que solo estaba herido. Según las autoridades, el hombre y la mujer se conocían, pero se desconoce su relación.

El oficial de policía que disparó al sospechoso ha sido puesto en licencia administrativa, una política estándar. “Ningún oficial quiere lesionar a alguien”, dijo Hawkins en una conferencia de prensa el martes. “Lo que importa es que esta mujer está viva. Nuestra respuesta fue acertada”.